» Trece días de ausencia: día cero.


"Voy a ser yo quien imponga las reglas del juego"


Siento cómo el frío recorre mi cuerpo. Pero es un frío vacío y cálido. 
Intento abrir los ojos, pero los párpados parecen estar pegados. 
De repente una imagen empieza a abrirse paso entre mi oscuridad. 
Blanco. Blanco dañino. Un blanco puro y brillante. Y el frío no cesa.
 En un instante, un paisaje se dibuja en mi mente, en mis sueños. 
Una larga llanura cubierta de nieve me rodea. 
Y en la lejanía, gigantes árboles osan susurrar mi nombre. 

Ha llegado la hora de adentrarse en lo desconocido.

Nuevos sentimientos brotan del interior.
 Es entonces cuando el frío abandona mi esencia. 
Aquel frío me ha robado las emociones humanas. 
Ya no puedo llorar, ya no puedo sentir. 
Sin más, nada. Sin quererlo, nada. 



¿Qué queda después de perder las emociones?
¿Qué queda después de la nada?



Ahora siento cómo mis desnudas piernas son absorbidas por la nieve. 
Me ahogo entre emociones perdidas, entre sueños, entre ilusiones, entre la nada.
Desaparezco de mis sueños. 
Entre la nieve.


Bienvenido a mis trece días de ausencia.

2 comentarios:

  1. PANDORA TE DESEO FELICES FIESTAS Y UN PROSPERO AÑO NUEVO.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras. Felices fiestas y mil gracias por escuchar mis delirios. Mis delirios y yo volveremos el cuatro de enero. Hasta entonces.

    ResponderEliminar