» La alimentación del ego.

     Egocéntrico. ¿Cómo puedes ser tan egocéntrico? ¿Cómo no puedes darte cuenta del daño que estás causando en el Edén? O peor aún, el daño que te estás infligiendo a ti mismo. Egocéntrico. Eres puro egocentrismo. No quieres quitarte esa venda. No quieres dejar de intoxicarte con tu propio veneno. No eres capaz de recordar todos aquellos buenos momentos que vivimos en una pasada vida. No eres capaz de ver todas las cosas maravillosas que juntos experimentamos. Egocéntrico. Asqueroso. Tu actitud me produce nauseas y tu silencio irrita mis oídos. No hablas. No respondes. No te mueves. Ni si quiera tienes el valor para afrontar lo que está pasando. El jardín del Edén está cambiando. La brisa ha cambiado su curso y las montañas se mueven poco a poco. La hierba se pudre y los árboles dejan de susurrar. Pero tú no quieres verlo. Nunca quieres ver nada.

     Egocéntrico. ¿Cómo puedes ser tan egocéntrico? ¿Cómo puedo odiarte tanto? Asesino. No eres más que un vil asesino. Viniste aquí a acabar nuevamente conmigo y apoderarte de lo que no te pertenece. Vienes aquí a seguir cada uno de mis pasos y a controlar mis pensamiento. Te odio. Te odio con toda mi alma. Egocéntrico. Eres puro egocentrismo. Y yo ya estoy harta de esa actitud que tienes siempre y de esos malditos ojos verdes envidia con los que me miras día y noche. Te odio. Te odio con todo mi ser. A pesar de todos esos momento de dulce intimidad, parece que sólo quieres recordar la sangre corriendo por mi rostro e inundando el suelo. A pesar de todos esos momentos de dulces recuerdos a la luz de la luna, yo no puedo hacer otra cosa que querer acabar contigo.

     Venganza. Siempre es la misma historia. Pero tú sigues en tus trece. Egocéntrico. Origen del mismísimo ego. Argh, te odio. Te repudio. Te detesto. Ojalá nunca te hubiera conocido. Ojalá nunca hubieras encontrado el camino hasta aquí. Veneno. Asesino. Egocéntrico. Quiero que te ahogues, que te arrepientas de tus actos. Te quiero lejos de mí de una vez. Frustración. Eso es. Eso es lo que siento. Pura frustración porque no consigo sacarte de mis pensamientos. Crees que eres invencible y que llegarás a destruirme para siempre. Pero estás lejos de la realidad. Egocéntrico. ¿Cómo puedes ser tan egocéntrico? ¿Cómo no puedes darte cuenta del daño que estás causando en el Edén? O peor aún, el daño que te estás infligiendo a ti mismo. Egocéntrico. Eres puro egocentrismo. No quieres quitarte esa venda. No quieres dejar de intoxicarte con tu propio veneno. 

     Venganza. Esa es la respuesta. Ese es el camino verdadero. Quiero romper con tu egocentrismo. Quiero que te percates de que mi mundo no gira a tu alrededor. Mi esencia, mis pensamientos, mis acciones... no son por ti, jamás lo fueron. A pesar de todo el daño que has hecho al Edén, nada de lo que piensas es real. ¿Cómo puedo odiarte tanto? Asesino. No eres más que un vil asesino. Asesino. Asesino. Egocéntrico. Te odio. Te odio con todas mis fuerzas. No quieres quitarte la venda. No quieres dejarme vivir mi segunda oportunidad. No quieres verme reinar este paraíso. Eres veneno, y no logras entenderlo. Eres puro egocentrismo. Te repudio. Me das auténtico asco. El jardín del Edén está cambiando, se está transformando. Pero tú solo piensas en ti mismo y que todo lo que está ocurriendo es por ti. Pero no, nunca fue así. Admite de una vez que no importas nada, que no eres nada. Admite tus errores y enfréntate de una vez a la verdad.

1 comentario:

  1. Nice post. I learn something new and challenging on sites I
    stumbleupon everyday. It's always interesting to read articles from other writers and use something from their sites.


    My homepage :: Jurassic Park Builder hack download

    ResponderEliminar