» Intentando ahogar los recuerdos.

     Recuerdos. Miles de recuerdos inundan mi mente. Pensé que jamás volvería a recordar tan buenos tiempos. Tiempos que jamás volverán. Momentos que nunca más regresaran. Y es así como siento que todo se desvanece. Todo se va destruyendo poco a poco. Intento desprenderme de todos esos recuerdos positivos para no poder sentir nada. Para no dejar que me influyan y me hagan débil. Intento desprenderme de ellos, pero la verdad es que no puedo. No puedo continuar así. No sé... realmente no sé qué es lo que está pasando. Me sumerjo en el agua e intento no pensar más en esa vida que jamás tuvo que ser. Intento por todos los medios sobrevivir en el nuevo medio... en el misterioso miedo. Quiero vendarme los ojos y sumergirme. No quiero que todos esos recuerdos regresen a mí. No quiero que invadan mis pensamientos. No quiero sentirme nostálgica nunca más.

     Recuerdos. Miles de recuerdos que intentan ahogarme. Algunos de ellos son buenos, y les tengo cierto cariño, pero otros son malos... son muy negativos. Aún así, intenté enterrar ambos bajo tierra, en una cajita pequeña bajo llave. Intenté deshacerme de todo sentimiento y volverme de piedra. Y lo estoy consiguiendo... Sin embargo, todavía hay recuerdos y pensamientos que se resisten a ser ocultados. ¿Por qué?. No lo sé. Pero no tengo las fuerzas necesarias de seguir luchando contra todo eso. Quiero sumergirme en el agua. Quiero ocultarme bajo ella y desconectarme del exterior. Quiero explorar ese mundo húmedo y extenso. Quiero explorar y descifrar ese mundo profundo y frío. Quiero convertirme en una criatura que pueda sobrevivir en este medio. Quiero liberarme de los recuerdos y empezar desde cero... sin esencia ninguna.

     Quiero descubrir qué es lo que se oculta en esas profundidades, en las cuales del sol jamás consigue llegar. Quiero intentar desprenderme de toda esa nostalgia que durante tantísimo tiempo he ocultado bajo una máscara de roca. Quiero sumergirme y conectarme con sus misteriosas criaturas. Quiero ser una de ellas y volverme como la piedra. Quiero que todos esos pensamientos y todos esos recuerdos que habitaban en mí se marchiten y se ahoguen. No quiero saber nada. No quiero volver a recordar. Me sumerjo en el agua e intento no pensar más en esa vida que jamás tuvo que ser. Quiero traspasar las barreras y romper los límites del Edén. 

     Recuerdos. Miles de recuerdos inundan mi mente. Momentos que nunca más regresaran. Ojalá fuera sencillo desprenderme de ellos. Ojalá fuera tan fácil hacerlo, como si se tratara del propio corazón y pudiera arrancármelo para siempre... pero no. Tengo que aprender a lidiar con ello. Tengo que aprender a sobrevivir con todo ese sufrimiento. Pero no quiero. Pero no puedo. Quiero sumergirme en este mundo desconocido y húmedo. Quiero ahogar mis sentimientos y convertirme en una criatura de agua. Y la verdad es que no puedo evitar tener estos pensamientos, pues toda llama tiene una debilidad... ¿no es así?. 

     Quiero ser capaz de recordar todos y cada uno de esos recuerdos. Quiero tener la fuerza suficiente para apoderarme de todos ellos y asesinarlos, del mismo modo que me asesinaron a mí. Quiero ver la sangre de los recuerdos fluir por estas enigmáticas aguas y poder sumergirme a su vez con ellas. Y no regresar jamás. Quiero intentar desprenderme de toda esa nostalgia que durante tantísimo tiempo he ocultado bajo una máscara de roca. No quiero saber nada. No quiero volver a recordar. Quiero traspasar las barreras y romper los límites del Edén. Quiero vendarme los ojos y sumergirme. No quiero que todos esos recuerdos regresen a mí. No quiero que invadan mis pensamientos. No quiero sentirme nostálgica nunca más. Quiero se agua. Quiero ahogar mis llamas. Quiero tantísimas cosas en realidad...

Quiero descubrir qué es lo que se oculta en esas profundidades, 
en las cuales del sol jamás consigue llegar. 


No hay comentarios:

¿Confesarás tu pecado, intruso?