» El significado de la vida.

Me siento atrapada en un lugar que no consigo comprender. Mi cabeza sigue dando vueltas, me sigue doliendo considerablemente. He perdido la voluntad de luchar. He comprendido que de nada sirve luchar. Quiero caer rendida a los brazos de Morfeo. Quiero caer en su profundo sueño y nunca despertar. Quiero que sea él quien me traiga la verdadera alegría. Quiero volver a visitar su mundo de ensueño. Quiero... tantas cosas. Quiero cosas que jamás podré tener. ¿Y esto por qué?, me pregunto en ocasiones. Pues porque lo que estoy viviendo ahora mismo no es real, es una mera ilusión. Me cuesta afrontar y ver la realidad, la realidad ilusoria. Hipocresía. Es todo una mentira. Nada es real. Entonces, de ser así... ¿dónde me encuentro? ¿Qué es lo que me ha pasado? ¿Por qué mis recuerdos están borrosos? Siempre la misma historia. Preguntas que jamás encontrarán la respuesta.

 Y aún todavía mantengo una ligera llama de esperanza en mi interior. Quiero creer que todo es una fantasía. Quiero hundirme en esa ilusión y desprenderme de lo real, de la vida perdida. Quiero tirar la toalla y dejar de luchar.  Quiero rendirme a esa ilusión, a ese mundo imaginario que me ha estado teniendo con vida todo este tiempo... Si es que a esto se le puede llamar vivir. Pero es entonces cuando me formulo una nueva pregunta: ¿qué es la vida? ¿Qué es vivir? ¿Duele? ¿Es lo único real que existe? No lo sé. No tengo recuerdos de haber vivido. Ni si quiera entiendo cómo puedo utilizar esa palabra en tantas frases seguidas. Me encuentro viviendo una ilusión. Me encuentro muy alejada realmente de la vida. Y sin embargo, la anhelo tantísimo. Siento que algo me está faltando en esta misteriosa existencia.

Cierro los ojos y me imagino esa vida que jamás tuve el placer de conocer. 

Cierro los ojos y me imagino lo que quiere decir realmente vivir¿Acaso se trata de otra fantasía? ¿De verdad nunca he experimentado lo que es vivirMe siento vacía. No soy capaz de derramar ni una sola lágrima de impotencia y decepción al no saber nada, al no poder pensar con claridad el significado de la vida. Me encuentro en un mundo fantástico y hermoso. ¿Es esto vivir? ¿Es esta la realidad? Para mí lo es, pero sé que en el fondo no es más que una ilusión. ¿Mi existencia también lo es? Todo es mentira. Tal vez la vida no existe. A lo mejor lo que sucede es que Morfeo me ha envenenado la mente con palabrerías. No lo sé. ¿Cómo puedo saber algo así? ¿Qué es vivir realmente? ¿Eso existe? Me hallo es un lugar paradisíaco e hipócrita. Siento que algo no está bien. 

Son muchas las ocasiones en las que quiero tirar la toalla. Son muchas las ocasiones en las que quiero cerrar los ojos y no despertar jamás. Son muchas las ocasiones en las que he pensado en lanzarme valientemente por el acantilado. Pero después pienso... ¿para qué? ¿Eso va a solucionar mis dudas? No lo creo. ¿Eso me va conducir hasta la vida? Tampoco lo creo. Entonces, ¿en qué es lo que creo? No tengo respuesta. ¿Alguna vez tengo respuesta? Parece que no. Y sin embargo, no puedo evitar sentirme apenada por creer estar viviendo una mentira. La salvación no existe. Los sentimientos no son más que pura enfermedad. ¿Qué me ha pasado? ¿Qué ha sido de mi alma? Morfeo no pronuncia palabra alguna. Me siento atrapada en un lugar que no consigo comprender. Mi cabeza sigue dando vueltas, me sigue doliendo considerablemente. He perdido la voluntad de luchar. He comprendido que de nada sirve luchar. Quiero... tantas cosas. Quiero cosas que jamás podré tener. Y es así, de esta manera tan triste, que vuelvo al bucle eterno de la duda y la inseguridad.

Presiento que algo no está bien. Aunque me sienta arropada por las maravillas del Edén, hay una pequeña voz que me susurra al oído. Y no es Morfeo. No creo que ni si quiera me atreva a preguntar qué o quién es... Vida. Otra vez en las mismas. ¿Qué es la vida? ¿Cómo puedo alcanzarla? No quiero ser un juguete roto. No quiero ser una ignorante. No sé si puedo seguir confiando en Morfeo, pues tengo la ligera sospecha de que algo me está ocultando. ¿Acaso se trata de otra fantasía? ¿Es que jamás podré liberarme del delirio? Tantas preguntas sin respuestas. Siempre la misma historia. ¿Cuándo llegará el final del cuento? ¿Qué es la vida? Quiero comprender el significado de vivir, por favor. ¿Cómo puedo llegar a ella? Quiero dejar de sentirme perdida y atrapada en esta jaula elísea.

No hay comentarios:

¿Confesarás tu pecado, intruso?