» Comienza la cuenta atrás VII

Una luz. Una luz al final del camino. Una pequeña esperanza para no sucumbir al horror. Una luz. Una luz es lo que llevo buscando durante muchísimo tiempo. Una luz que me guíe por estos parajes tan insólitos. Una luz cegadora que alimente mi esperanza, pues durante muchísimo tiempo he caminado entre sombras oscuras. Una luz. Una luz que me ayude a salir de esta maldita soledad que me atormenta todas las noches. Quiero ver más allá. Quiero ser capaz de llegar a lugares a las que ningún hombre ha llegado. Quiero... ser yo la luz.

Una luz. Una luz que ilumine mi rostro y no me haga perder las fuerzas para seguir adelante. Una luz. La única luz. Mi luz interior. Quiero ser yo la luz. Seré yo la luz que acaricie con sus rayos este Elíseo. Una luz que jamás se apagará. Una luz que brillará con toda su máxima intensidad. Una luz que conquistará cada rincón del Edén.

La cuenta atrás ha comenzado. Y con eso... nueva batalla. Necesito poder. Necesito recuperar todas las fuerzas. Necesito evolucionar. Yo seré la luz. Yo seré tu luz. Yo... EXISTIRÉ. Y nada ni nadie podrá apagar mi luz. Yo seré la luz que gobierne este reino de oscuros pecados. Yo y sólo yo, la luz. Quiero ver más allá. Quiero ser capaz de llegar a lugares a las que ningún hombre ha llegado. Seré yo la luz que acaricie con sus rayos este Elíseo. Jamás me apagaré.

Siempre he intentado buscar mi propia luz, pero hasta ahora no me había dado cuenta de que YO era esa luz. Soy fuerte. La cuenta atrás ha dado comienzo y ya no puedo detener las agujas del reloj. La luz invadirá todo el jardín del Edén. Yo seré la luz. Sufriré nuevamente una metamorfosis y conseguiré llegar al máximo horizonte. Jamás me apagaré. Seré brillante. Seré una luz cegadora. La luz que ilumina mi rostro me absorberá y con eso se proclamará la llegada de nueva era en este reino oscuro y prohibido. 

No hay comentarios:

¿Confesarás tu pecado, intruso?