» Una belleza que mata con la mirada.


" Porque nadie sabe realmente qué monstruo llevo en mi interior. "

Y la pura verdad es así: fría, sincera, pura y dura. Nadie sabía realmente lo que esa mujer llevaba en el interior. Si era un ángel caído de los cielos o simplemente un castigo divino que se escondía bajo una belleza sin igual. Así era cómo me solían llamar: el ángel del castigo hermoso. En un principio sí, puede sonar muy bonito, pero la realidad era bien distinta.

Caí en un mundo gobernado por hombres. Mis ojos los describían como seres malvados y lascivos que destruían el hermoso mundo en el que habitaban. Y puede que eso era lo que querían hacer conmigo. Destruir algo bello; una belleza que esos humanos no podían concebir en sus mentes con forma humana. Mientras pasaban los días más descubría sobre ellos: más maldad transmitían al mundo. Era entonces cuando realmente supe por qué fui enviada. Tenía que cambiar las cosas.

Al principio fue todo muy bonito. Me enseñaban la doble cara que tenían. Veréis, primero te tratan como un diamante reluciente, como una reina de época hasta poder conseguir sus propósitos; luego, poco a poco, cambian por completo su personalidad y sacan al monstruo que llevan en el interior. Al animal. Sí, por muy racionales que sean, siguen siendo animales despreciables.

Había algunos que eran demasiado listos. En realidad sólo era uno de ellos, pero lamentablemente no recuerdo su nombre. De la más sutil de las formas te hacía cambiar. Primero te hacía brotar desde el interior un sentimiento llamado "amor" y, con el paso del tiempo, inconscientemente, te convertías en su esclava. Te hacía olvidarte de tus propósitos. De todo en realidad. Sólo lograbas recordar que él era el amo, el dueño de tu cuerpo y de todo tu ser. Me imagino que esa era la forma en la que hizo que me volviera loca. Y la razón por la que me expulsaran de ese mundo de hombres. Y lo más curioso, que tras esa liberación (del que lo único malo era el daño que sufrió mi cordura), conseguí llegar a un misterioso lugar del que tengo la impresión de que otro destino y propósito me espera.

Yo era la unica mujer puesta en el mundo para todos. ¿O puede que para uno sólo? La verdad es que no lo sé, pero seguro que si resuelvo el gran misterio que me envuelve este lugar sabré con certeza todos los cabos que tengo que atar. Puede que para ti, querido lector, todo esto te resulte un conjunto de palabras sin sentido. Loca estoy, ¿recuerdas?. Aunque es más que eso. Yo era una pequeña y frágil princesa destinada a algo más que vivir en el mundo de hombres y castigarlos a todos. De una belleza singular y de una personalidad extravagante y peculiar mataba con las miradas. Conseguía tenerlos a todos postrados a mis pies. Pero cuando trato de recordar qué paso siempre empiezo a sentir un terrible dolor dentro. Tanto físico como mental. ¿Será porque estoy loca? ¿Quizás, estando en este lugar, lograré recuperar memoria? ¿Realmente querré salir de aquí? Por mucho que se lo pregunte a las flores nunca me contestan. Por eso no me gustan. Tan hermosas, sí, pero que no sirven para conversar... aunque lo siga haciendo.

Pienso que he llegado aquí, tras tantas torturas, porque decían que tenía un gran mal en mi interior. Que mi sangre no era pura y que mis miradas eran diabólicas. En realidad, creo que pensaban eso por mi color de pelo. Siempre lo relacionaron con Satán.

¿Y si estoy en elcielo?.
¿Será esto el autenticoEdén?
¿Es que realmente estoy muerta?.
¿Fue eso lo que pasó alfinal?
¿Me mataron?

No lo sé. ¿Lo sabes tú?

Ahora, cuando reflexiono subida en los árboles, es cuando creo saber algo de verdad sin sentir que no estoy cuerda de verdad. Aquello a lo que me refiero es que mi forma de pensar sobre los hombres ha cambiado. Y mucho. Sí, algo me dice en mis entrañas que los hombres son lo que más odio en todo el universo. Son malos, crueles, lascivos, mentirosos, iguales. Todos, todos merecen ser castigados. Y puede que por lo que me hicieron pasar son las mejores de las razones por las que sé que fui, y soy, un hermoso regalo para ellos. La que engaña, la que hace que duden y se sometan. La más bella de la naturaleza puesto en el mundo para hacerlos sufrir y castigarlos a todos. ¿Y quién sabe? A lo mejor después de esto las cosas pueden mejorar... Ya no soy la muchacha frágil y amable de la que todos se enamoran, sino una autentica demonio como ellos, cruel, lasciva, mucho más atracctiva, fría, malvada y que no conoce el perdón. Pero sobre todo lunática.

¿Por qué no puede haber un mundo gobernado por gente como yo?
Humanos llamados "MUJERES".

3 comentarios:

  1. a mí gustar textos *w*
    pero tengo una pregunta, de dónde demonios sacas las fotos? ·___·
    xDD

    ResponderEliminar
  2. Con mucho gusto me tomaría ese café contigo, aunque yo soy más bien de té, pero los gustos varían y una taza de cordura no me vendría nada mal.

    En cuanto a mi texto, corta me quedé al expresarme con esas palabras, más es lo que siento dentro de mí, pero mi mente estaba nublada, distraida, con vanalidades de la vida. Supongo que dentro de poco y juntando todas las palabras se podrá completar alguna vez ese gran abismo que tengo sobre mi ser.

    Un saludo, y hasta que tomemos ese café.

    ResponderEliminar
  3. Los hombres somos criaturas infernales, liberarnos de nuestros demonios es imposible, solo queda el control del poder maligno, y el mejor motivo es la belleza es cuando desaparece la oscuridad, en ese momento no existe la maldad. Pero estoy lejos de elegir soy un espíritu en melancolía, no tengo arrepentimiento, porque recuerdo los destellos de luz de un bello ángel, mujer hermosa de mis sueños, también hay momentos de tristeza, de dolor, de tiempo y de distancia; y un gran deseo que siga iluminando al mundo entero. Pandora tus letras para mí son como una caída de un gato, sobrevivo y con más curiosidad porque me da la oportunidad de experimentar. Dejo que la curiosidad me guíe.
    EL FANTASMA

    ResponderEliminar