» Agonía emocional en discordia.

     Cambios. Desde un cálido y agradable verano hasta un frío y hóstil invierno. Y es que los principios siempre son agradables y mágicos, pero cuanto más avanzas es cuando más te vas percatando de los cambios, ya sean grandes o pequeños. De como desaparece esa esencia mágica en el aire. Pequeños hábitos que desaparecen que hace que las dudas broten al exterior. Y si no hubiera estado tan enamorada o sido tan ingenua, me hubiera dado cuenta de los detalles que iban desapareciendo, porque puede que así me hubiera salvado de la desgracia. Me hubiera liberado de mi silenciosa prisión y me hubiera ahorrado tanto dolor.

    Dudas. Sí cambias, dudo. Si desaparece la mágia, dudo. Cuando no te das cuenta de la situación, dudo. No quiero cambios. No quiero dudas. No quiero que la mágia desaparezca.

    Principios que desearía que nunca hubieran llegado a un final. Principios que permanecen siendo principios. Y nada más. Pero aún así se dice que la hierba siempre vuelve a crecer después del invierno. Yo aún espero que broten de entre la nieve y que crezcan fuerte.

  Se trata de sentimientos reprimidos. Mi subconsciente, si es que realmente tengo uno, revelan pensamientos que nunca tenían que haber sido, que nunca tenían que haber visto la luz de ese sol cálido y ardiente que ilumina mi sendero por el Edén.

     Y es que el pecho no deja de dolerme, de encogerse. Las lágrimas no dejan de acariciar mis mejillas. Y miro atrás, siempre miro atrás, y me doy cuenta de la dureza de la situación. De cómo las cosas habían cambiado tanto por meros pequeños detalles. Sí, ahora lo sé. Los detalles cuentan muchísimo. Pero tú no te das cuenta. En realidad no te das cuenta de nada. Y eso me duele. No sabes cuanto. Me ahogo cuando reprimo sentimientos, emociones. Me ahogo cuando siento que no me oyes. Y si alguna vez lo hicieras... ¿ya de qué sirviría? O si alguna vez lo hiciste, ¿por qué no dijiste nada?

    Siento que mis palabras están vacías. Siento que mis sentimientos están huecos. Parece que el odio se ha desvanecido. Y posiblemente ya sea demasiado tarde para odiar. Ese odio que no conduce a ninguna parte. Ese odio animal que sentía por ti ha desaparecido. Porque simplemente me he cansado de este juego. Ni tú ni yo podemos ser sus ganadores. Nuestras emociones son superiores a nosotros y esa esencia mágica que nos brindaba este paraíso se ha esfumado. Tú ya no eres tú y yo ya no soy yo. ¿Pues qué nos queda entonces de nosotros mismos? La esencia, el amor, todo se va muriendo poco a poco.


     Me he mantenido al margen todo este tiempo. Me he mostrado segura de mi misma y firme ante los momentos difíciles. Me aceptado mi pasado y he luchado contra mis demonios. Pero tú has cambiado. Y eso hace que dude. Tú prefieres avanzar por un camino de rosas muertas que yo no puedo seguir. Y es que no sé si esto significa el adiós definitivo o si nos volveremos a encontrar. Pero estoy cansada. Ya no puedo más. Estoy harta de dudar. Juegas a un nuevo juego cuyas reglas no consigo entender. Simplemente quiero descansar en paz en esta tumba al que llamo hogar. Así que no pidas mis besos. No reclames mis caricias. Ya nada puedes hacer. Has cambiado. El vínculo se ha roto. La magia ha desaparecido. Ya no hay nada que pueda hacer. Un muro se está levantado entre nosotros y no me está importando. Cada día me voy encerrando más en mi misma y me voy olvidando de las cosas importante, de lo que me rodea. Es hora de separarnos.

Cambios. Dudas. Allá voy.

6 comentarios:

  1. Ha sido muy emotivo para mí, ya que veo que Pandora cambia todo sentimiento por indiferencia.
    También ha resultado algo triste por la razón anterior >.< para mí la indiferencia es muy triste TOT
    Pero todo eso ha hecho de este delirio uno de los textos más hermosos que leo desde hace tiempo.
    Gracias ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida seas de nuevo, Naku. Me encanta tenerte por aquí y poder disfrutar de tus confesiones. Me alegra mucho saber que he podido transmitirte ese sentimiento dar duro, en realidad, porque sí, es muy triste. Pero como siempre digo, las cosas suceden por alguna razón, y ella sus motivos tiene para sentirse así. Espero que sigas leyendo y poniéndote al día. Estoy segura de que habrán muchos más delirios que te gustarán tanto como este. Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  2. Es triste, pero cierto que en muchas ocasiones, los principios mágicos desaparecen, las personas cambian y las sensaciones se pierden. Muy triste, y completamente normal que Pandora no acepte esas nuevas reglas del juego.

    En cada uno está intentar hacer que esa magia no se desvanezca, que ese principio siga siendo un principio siempre y que, aunque se cambie, no afecte a relaciones o personas cercanas.

    Un delirio muy profundo, con el que puedes sentirte identificada y con el que, aunque no lo hayas vivido en tu propia piel, logras que pueda sentirse.

    Un beso enorme, Pandora ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SImplemente son cambios que Pandora no puede aceptar. Es triste y en ocasiones duele, tal vez demasiado en algunas ocasiones, pero debemos de encontrar las formas de seguir adelante y no hacer que todo esto se los caiga encima, nos aplaste. Creo que no lo has podido describir mejor, Shenia. Espero poder reunir las fuerzas suficientes para continuar y que esa magia, ese esencial especial, no se desvanezca jamás. Ya nada tengo que perder. Por último, tan solo señalar, que muchas gracias por tus palabras y tu confesión. Ojalá nunca pases por ese terrible sentimiento, aunque me alegro de que hayas podido saborearlo un poco gracias a este delirio. He cumplido con mi trabajo. Un besito muy grande.

      Eliminar
  3. Me envolvió el delirio, rogaba para que la magia no se acabe, pero después de todo ese dolor, el vació y la indiferencia parecen un dulce consuelo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida seas de nuevo por el jardín del Edén, Lidia. No sabes cuánto me alegra verte por aquí de nuevo. Me alegra mucho saber que te ha gustado este delirio. Así pues, espero que sigas disfrutando y sigan dejando tu huella por este paraíso. No seas tímida en escribirnos, amiga. Siempre serás bienvenida, un beso muy grande.

      Eliminar