» La fusión de las sensaciones.

"El éxtasis constante de ser en libertad"     

     Soy capaz de sentir cómo el frío me acaricia con delicadeza las mejillas. Me produce cierto placer esa sensación de paz y soledad que transmite cuando lo hace. Prefiero sentir ese frío proveniente de las montañas teñidas de blanco que ser azotada por el calor del sol. Tal vez eso sea porque relaciono ese calor con la angustia, con mi angustia. Con esa angustia vivida tiempo atrás. En cambio, el frío hace que me sienta viva y poderosa. ¿El por qué? No sabría explicarlo. Puede que sea porque crea a mi alrededor un escudo impenetrable. Sí, así es. Tal vez sea por eso. De ese modo, nada ni nadie podrá volver a hacerme daño.

     Es curioso como esta soledad que siento me puede hacer tanto bien. No tener nadie a mi alrededor me hace sentir libre. No tengo que estar bajo presión. No tengo que complacer a nadie ni tengo por qué ser motivo de las discusiones. Hay ocasiones en las que puede parecer triste, pero en este momento pienso que es una de las mejores cosas que me ha podido pasar. Puedo detenerme a meditar y sentir todo lo que me rodea. Soy capaz de detenerme y pensar con claridad quién soy yo y por qué estoy aquí. Simplemente puedo "ser" sin distracciones.
   
 Cierro los ojos y siento cómo mis pies pisan la hierba. Cierro los ojos y siento cómo mis pies me abren el camino por el sendero iluminado, pisando las hojas, escuchando cómo las flores de alrededor se marchitan. Una brisa teñida de hielo que recorre cada centímetro de mi piel. Una simple fusión con la Madre Natura. Un silencio que no cesará jamás, un silencio humano que no volverá a romperse nunca más. Es, sin duda, una experiencia única. Es sin duda, una sensación extraordinaria. No podría pedirle nada más a Edén. 

     Tal vez esté viviendo un sueño. Tal vez nada de lo que haya aquí es verdaderamente real. ¿Pero sabes qué? Empiezo a conocer el significado de esa palabra que creía olvidada, felicidad. Soy consciente de esa felicidad que me envuelve con cuidado. Una felicidad que hace que llegue a esbozarme una sonrisa de oreja a oreja. Una sonrisa roja y cálida que hace que me encuentre en constante éxtasis permanentemente.

     Una luz que ilumina mi cuero de marfil. Una luz cegadora que ilumina el camino hacia la paz y hacia la embriaguez. Una voz que llama mi nombre con un toque de familiaridad que nunca antes había sospechado. Una soledad que me acompaña adonde quiera que vaya y hace que me sienta tranquila, despreocupada. Es posible que esta fuera la vida que siempre hubiera deseado tener. Es muy posible que esta sensación sea lo más cercano que estaría de una verdadera salvación. El frío me coge de la mano y yo me dejo llevar por mis emociones. Ese éxtasis único y experimental que se siente cuando te encuentras en soledad. Sí, así es. Es eso.

     Mis pasos son cada vez más ligeros, mi cuerpo desnudo corre por el jardín siguiendo esa luz y acompañada siempre de esa sensación gélida e independiente. Una sonrisa que jamás se desvanece. Un alma que parece estar recuperando su esencia. Sin duda, algo inédito hasta el momento. Así pues, consigo de este modo romper con las cadenas que me ataban al olvido y al sufrimiento. Una carrera que se hace eterna, pero que jamás hace perder la esperanza. Porque puede que al llegar a la meta mi ser llegue al verdadero clímax y pueda así disfrutar de un nuevo mundo, exclusivo para mí. Mi mundo. Mi reino. Mi otro yo.

     Da igual si pierdo el norte. Da igual si lo dejo todo atrás. Hay algo más grande esperándome al otro lado. Existe una felicidad que intenta cogerme de la mano, que intenta alcanzar mi alma para convertirse en una sola. Soy capaz de sentir cómo el frío me acaricia con delicadeza las mejillas. Me produce cierto placer esa sensación de paz y soledad que transmite cuando lo hace. Y de esta manera, entro en un bucle eterno de sensaciones y éxtasis que jamás se detendrá hasta que haya alcanzado la felicidad verdadera.

2 comentarios:

  1. Muy bonita la entrada, creo que se puede interpretar de diferentes maneras (yo, por lo menos, así lo he hecho).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Y sí, los delirios pueden ser interpretados de múltiples maneras. ¿Por qué no compartes tu interpretación con nosotros? Muchas gracias por dejar tu huella y espero que disfrutes de todos los delirios que están por llegar. Un beso muy grande y hasta la próxima.

      Eliminar