» Cuando la salvación se aproxima.

"Ut desint vires, tamen est laudanda voluntas"

     Abres los ojos y ves la verdad. Ése es el momento de la auténtica revelación. Abres los ojos y ves la verdad. Ése es el momento que estabas esperando durante tanto tiempo. Empieza un juego, un nuevo juego que no se puede traducir a ninguna otra palabra que no sea "batalla". Le miras directamente a los ojos y es ése instante en el que empiezas a comprender muchas incógnitas. Empiezas a pensar en todas las preguntas formuladas hasta ahora y es entonces cuando miles de imágenes inundan tu cabeza. La verdad está ahí a fuerza, delante de mis ojos, todo este tiempo.

     Ya no hay nada que se pueda hacer para pedir el perdón. Ya no hay nada que se pueda hacer para encontrar una salvación. Ya da igual cuantas veces hayamos llorado y sufrido en silencio. Ya da igual cuantas veces hayamos reído y pecado a solas. Hemos llegado muy lejos. Hemos sido osados, lo sé. Hemos caminado juntos cogidos de la mano, lo sé. Pero ya no hay nada que se pueda hacer para pedir el perdón. Porque la verdadera salvación no es más que una mera ilusión.

Caminaré, caminaré. 
Más allá de los horizontes. 

Caminaré, caminaré. 
Más allá de los sueños. 

Caminaré, caminaré. 
Hasta encontrar el verdadero sentido.

Caminaré, caminaré.
Hasta encontrarte... fuera de mis reinos.

     El tiempo de sonreírnos se ha acabado por completo. Ya no me mires así, pues ya no deseo estar junto a ti. Es tiempo de ser cautos. Es tiempo de ser fuerte. Debemos de reprimir nuestros instintos, y deseos. La Madre Natura nos está observando. La Madre Natura nos está poniendo aprueba. Las flores se marchitan, y mi corazón me abandona. Es entonces cuando entiendo una cosa... Eres veneno. Eres pecado. Ya no hay nada que pueda querer de ti. Eres veneno. Eres pecado. La única razón de mis desvaríos tiene tu nombre. Y aunque no sea capaz de pronunciarlo... Y aunque no sea capaz de recordarlo...

     Grito la verdad a tu cara y es entonces cuando puedo percibir cada cambio en tu rostro. Soy capaz de ver con mis propios ojos como tu sonrisa se torna hiel, como tu mirada se vuelve oscura. Pero ya no siento miedo. Ya no temo al cambio. Ya no tengo tiempo para esconderme. Así pues te haré frente y te diré la verdad a la cara. Dañaré tus sentimientos. Te arañaré con mis propias manos y lograré caminar más allá. Saldré de esta mentira y ganaré esta partida. Ya no hay motivos para seguir engañándome. Prepárate, porque aquí vengo yo dispuesta a romper estas duras cadenas.

     Lucharé. Viviré. Pienso avanzar con mis propios pies. Lucharé. Viviré. Pienso abandonarte sin mirar atrás. Lucharé. Viviré. Ya no quiero ser esclava de tus juegos. Lucharé. Viviré. Pues ya no hay nada que se pueda hacer para pedir el perdón. Porque pienso deshacerme de todos esos recuerdos llenos de hipocresía y los voy a lanzar a la hoguera. Verás cómo arderán nuestros pecados y sólo yo conseguiré llegar al otro lado del tablero de ajedrez. No intentes lamentarte, porque ya no creo en tus mudas palabras. Ya no intentes detenerme, pues he comprendido que soy más fuerte que tú.

Porque es hora de aprender a vivir sin ti.
Porque voy a hallar la puerta de salida hacia un mundo mejor.

8 comentarios:

  1. ¡¡Hola Pandora!! *--*
    Estamos sorteando en nuestro blog La segunda vida de Bree Tanner, de la saga Crepúsculo *-* ¡te aviso por si acaso te interesa!
    ¡UN BESAZO ENORME! ¡Sigue así con este fantástico blog! *-------*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la invitación. Me alegro que os guste este paraíso. Me gustaría aprovechar y recordados que ya falta poco para cerrar las votaciones de la primera edición de los Pandora Awards, y como dice el reglamento, los participantes tenéis que votar semanalmente, por lo que os sugiero que os paséis a echar un vistazo si no deseáis una sanción. Espero volver a veros pronto, un abrazo muy grande, queridas.

      Eliminar
  2. Por fin puedo comentarte, aunque en realidad, no sé muy bien qué decirte ya, pues mencionarte cuánto me ha encantado este delirio, sería repetirme con los comentarios que te dejé anteriormente. Pero es la verdad. Tus delirios siempre transmiten mucho, pero últimamente me adentro en cada uno de ellos, y además, me gusta la motivación que veo en ellos. No todo es oscuro, no todo es el final, sino que hay una luz en cada uno de ellos, y eso es lo que más me gusta de todos.

    Espero pronto el nuevo delirio.
    Un beso enorme, Pandora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo mucho que me gusta leer tus comentarios, te repitas o no. Es cierto, tú lo sabes, que últimamente este mundillo está algo vacío y apenas la gente recibe los comentarios que normalmente recibe, por eso, por los tiempos que corre, alegra el doble recibir una nueva confesión delirio tras delirio. Es por esto que te doy las gracias por mostrarnos tu contento y tu opinión acerca de cada uno de ellos. Espero que los próximos también te lleguen muy profundamente y que sigas disfrutando. Nunca se sabe qué tipo de delirio puede ver la luz semana tras semana. Así pues, me despido de ti con otro beso enorme de vuelta y un gran abrazo por todo el apoyo. Estoy convencida de que nos volveremos a ver por estos lares.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho la entrada, aunque a veces me parecía como una letra de canción jeje.
    Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no me esperaba una confesión así. Creo que es la primera vez que me dicen algo así, y la verdad es que me ha gustado. Estos delirios siempre pueden ser interpretados de múltiples maneras, y si para ti ha sido como la letra de una canción, yo me alegro. Espero que sigas disfrutando del resto del delirios que están por llegar, un besito muy grande.

      Eliminar
  4. Hola Pandora, tu entrevista está programada para finales de mes, pero aún así necesito que rellenes el formulario: http://laisladelosblogs.blogspot.com.es/p/entrevistas.html

    Ya me estoy estudiando tu blog para cuando me toque entrevistarte :)

    P.D: Me encanta la música de tu playlist ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saber al fin de ti, Edith. Gracias por haberme avisado, enseguida me pasaré a rellenar el formulario. Espero que te guste mi pequeño paraíso y que lo disfrutes siempre que entres en él. Ojalá nos veamos pronto de nuevo, un abrazo grande, amiga.

      Eliminar