» Consejo para sobrevivir en el Edén.

     Curiosa es la forma que tiene el jardín del Edén de desvelarte nuevos secretos. Curiosa es la forma que tiene de decirte la auténtica verdad. Una verdad que se oculta en lo más profundo de este paraíso insólito. Tienes que tener los ojos bien abiertos. Tienes que tener la voluntad suficiente para continuar hacia delante y jamás mirar atrás. Debes de mantenerte fuerte y frío ante cualquier situación inesperada. Nunca sabrás de qué forma este Elíseo te revelará un nuevo secreto... Es por ello por lo que te aconsejo que nunca te desvíes del sendero, pues si lo haces es muy posible que consigas perderte y caer en el fatal destino, en el juego malévolo que tiene el Edén de atraparte y destruirte. 

    Así pues, escucha mi voz. Escucha con atención mi consejo. Puede que te parezca una mera tontería de niña inocente y asustada, pero con el tiempo entenderás el por qué de mis palabras. Yo he sido a la vez víctima y reina de este lugar. He sido emperatriz y servidora de este pequeño vergel. 

    El jardín del Edén es grande. El jardín del Edén es poderoso. Debes aprender cuanto antes a despojarte del miedo y de las inseguridades que poseen tu ser. Escucha mi llanto. Recuerda mi agonía. Soy sólo una mensajera que viene a advertirte de las consecuencias de no permanecer observador y cuidadoso. Soy el resultado de un juego macabro que es capaz de corromperte en un único instante. Así pues, escucha mi voz. Escucha con atención mi consejo. Curiosa es la forma que tiene el jardín del Edén de desvelarte nuevos secretos. Curiosa es la forma que tiene de decirte la auténtica verdad. Es por ello por lo que te aconsejo que nunca te desvíes del sendero. 

    De mil maneras el Edén puede confundirte y alejarte de una aparente realidad. De mil maneras el Edén puede retenerte con fuerza en el rincón más oscuro y enigmático. Te sorprendería el modo en el que yo misma he conseguido liberarme de sus cadenas toscas y engañosas. Puede que este paraíso te resulta bello y agradable, pero recuerda que aquí nada es lo que parece. Debes de mantenerte fuerte y frío ante cualquier situación inesperada. Nunca sabrás de qué forma este Elíseo te revelará un nuevo secreto o incluso un nuevo camino hacia tu propia muerte. No te dejes engañar por el atractivo pecaminoso que se muestra en la fachada de las puertas de este cielo escondido dentro de una caja. No te dejes seducir del todo de los encantos naturales de esta gloria encubierta.

    Así pues, escucha mi voz. Escucha con atención mi consejo. Puede que te parezca una mera tontería de niña inocente y asustada, pero con el tiempo entenderás el por qué de mis palabras. Yo he sido a la vez víctima y reina de este lugar. He sido emperatriz y servidora de este pequeño vergel. Bienvenido al jardín del Edén, un lugar en el que pase lo que pase nunca debes de desviarte por el sendero iluminado del bosque carmesí. Bienvenido al jardín del Edén, un lugar en el que pase lo que pase nunca debes de ceder ante las tentaciones más deliciosas de este reino bermellón. Bienvenido al jardín del Edén, un lugar en el que una vez que te adentras jamás podrás liberarte de sus trampas. Es por ello por lo que te afirmo que debes encontrar tu propia fuerza, tu propio camino, tu valor y coraje para sobrevivir a lo que está por venir. Debes de mantenerte frío y calculador ante cualquier situación inesperada, pues nunca sabrás de qué forma este Elíseo te revelará un nuevo secreto con doble intención... 

4 comentarios:

  1. Hola!
    He disfrutado muchisimo de tu relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y bienvenida una vez más al jardín del Edén. Me alegra muchísimo saber que te ha gustado este delirio. Ojalá disfrutes de cada rincón que ofrece este pequeño paraíso y que no te cohibes a la hora de compartir tus pensamientos. Un abrazo muy grande, amiga.

      Eliminar
  2. Así que siempre me soltara la verdad sin vacilar, muy bien, recuerde que también haré eso con ud, tengo una duda, aunque obvia, mi reina, Pandora, no debo caer en sus trampas ni tentaciones, esa "tentación" es ud, sí, ese pecado, esa delicia, ese atractivo de la fachada, que linda es, toda una niña. No me aconseja a huir del edén sino, a huir de ud, de mi reina, ¿porque hace eso? si acerté en mi pensamiento, es muy contradictorio.
    ¿prefiere calor o frió en este instante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo evitar sentir un cierto rubor con tus palabras, incluso me atrevería a decir que me siento abrumada ante tal coraje que posees a la hora de formular palabras y exteriorizar tus pensamientos...

      Una vez entras en el jardín del Edén, es cuasi imposible salir de él, a no ser que te expongas a la mismísima muerte. Sin embargo, mi belleza está maldita y aunque traiga momentos de gloria y satisfacción, al final siempre conduzco al mismo sendero de la destrucción. Sí, así es, un secreto a voces es que estoy condenada a ser una mujer fatal. Pandora, la mujer carmesí que por fuera es tan frío como el hielo, pero por dentro es fuego intenso y pasional. Espero con eso haber podido responder tus dudas.

      Eliminar