» Gritos de socorro.

     Nunca pensé que esta historia se podría volver a repetir. Tengo profundas marcas en mí. Quiero olvidar, pero no puedo. Quiero encontrar una cura, pero no puedo. Son tantas cosas las que deseo, pero que no consigo. Y de este modo, recuerdo antaño. Y de este modo, intento buscar una escapatoria. Tengo la sensación de que me ahogo en mis propios llantos. Tengo la sensación de que todo esto me está matando lentamente. No sé qué es lo que puedo hacer, pero sé que nada bueno puede traer esta continua tortura plagada de recuerdos dañinos y placeres prohibidos. Huir. Salir. Tal vez sea esa la única salida, pero no sé si este dolor me dejará seguir adelante.



     Me ahogo, dejáme salir de aquí. Muero, y no precisamente por primera vez. Despierto, pero, ¿qué es despertar? ¿Acaso sé de verdad lo que supondría despertar de esta pesadilla? Sueño o realidad, ya todo me da igual. Quiero que todas estas dudas se disipen cuanto antes. No lo consigo, si es que jamás lo conseguiré, pues la ausencia se hace larga, eterna. Estamos apunto de describir un nuevo mundo, diferente. Estoy apunto de poder quitarme esta venda que me está cegando. Caigo, de nuevo caigo. Profundo, en las profundidades de las oscuras aguas del Edén. Porque este paraíso no es lo que parece. 


Porque todo lo que creía conocer no es verdad, no es real.

     No quiero que seas tú quién me coja de la mano. No quiero que seas tú quién me levante. No quiero que seas tú quien perturbe mis pensamientos. Aléjate de mí, sin suplicas. No consigues entender que es una orden. No me mires, deja de mirarme. Me molestas y no me dejas despertar. No me dejas respirar, pues son tus manos las que me empujan a lo más hondo de esas aguas, negras como el carbón y sucias de pecado. No me dejas respirar, pues con tus manos las que me ahogan con fuerza. Me aprietas y me haces daño, pero ya no hay tiempo para pedir auxilio, para gritar bien alto tu nombre.

     Parece que mi mundo se acaba. La naturaleza me abandona. Mi historia se repite. La llama se apaga y mi mirada queda en el olvido. Ya no... ya no...  El tiempo de pedir perdón se fue. Es hora de morir sola, del mismo modo en el que nací, volviendo a mis raíces. Y en el acto, miles de imágenes me inundan la mente, imágenes de una vida mejor. Una vida mejor. Otra mentira que jamás será realidad. Porque este mundo no admite ninguna otra alternativa. Porque el momento de morir ya ha llegado. La fuerza de las profundidades es muy grande. Me arrastra. Me lleva. Me absorbe. Tu mirada, tus ojos verde envidia me miran desde el otro lado, en lo más alto. Mis ojos se cierran lentamente... No quiero volver a mirarte.

     ¿Y qué pasará el día de mañana cuándo despierte? ¿Seguirás en mi santuario? Tal vez todo haya sido una nueva pesadilla, un simple mal sueño. Espero. Pero eso es pedir demasiado. Ya no hay lugar para la verdad. Caigo. Caigo lentamente. Caigo sin poder hacer nada, entre las aguas, en su profundidad. ¿Volveré a renacer bajo un nuevo nombre? ¿Volveré a abrir los ojos y encontraré un nuevo Elíseo? El mero hecho de poder volver a pensar en un nuevo hogar sin ti alimenta mis escasas esperanzas. A veces pienso que todo hubiera sido mejor si no hubiera existido. El preguntar "¿por qué yo?", "¿por qué me pasa esto a mí?" no sirve de nada. Yo soy el origen de todo, el pecado. No hay nada que se pueda hacer. No hay verdad detrás de esto. Esto es así y tengo que lidiar con mi desgracia.  Admítelo ya, Pandora, las cosas no van a mejorar. Ahora toca ser castigada por todos esos pensamientos y actos. La curiosidad mató a ese lirio cubierto de sangre por naturaleza. Ya no...

¡Basta!
Esto se ha acabado.
QUIERO despertar.

4 comentarios:

  1. Pandora es un poco negativa. Cree que nada mejorará pero estoy segura que pronto verá la luz, se alejará de esos demonios y de esos ojos verdes que la persiguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejarnos tu confesión. Sí, es cierto que a veces es muy negativa. Hay veces que la desesperación es tan grande que, hagas lo que hagas, no sabes encontrar la solución adecuada a los problemas. Sin embargo, siempre hay luz al final de túnel, así que muchas gracias por los ánimos y el apoyo. Esperemos que las cosas se arreglen pronto. Un beso muy grande.

      Eliminar
  2. Te he nominado a un premio en mi blog, pasate cuando puedas.
    Lena
    http://compasesrotosips.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por avisarnos. Enseguida me pasaré a verlo.
      Un beso y gracias por la nominación.

      Eliminar