» El advenimiento del final apoteósico.

     Hay ocasiones en las que realmente pienso que soy fuerte. Soy fuerte y poderosa. Sé que soy capaz de soportar las oscuras y heladas noches de lluvia. Sé que soy capaz de aguantar la tormenta. Sé que soy capaz de luchar hasta el final contra todos aquellos que anhelan mi destrucción. Soy fuerte, soy ambiciosa. No hay nada que no pueda conseguir si realmente me lo propongo. No tengo por qué pasar miedo estando sola. Es más, pienso realmente que es la mejor arma de la que dispongo. ¿Por qué? Porque así no sentiré lástima por nadie. En mí no ocuparán sentimientos que puedan llegar a frenar mía ansia de victoria. Soy fuerte. Soy poderosa. No necesito nada más.

     Se está avecinando un gran final, un final apoteósico. Las puertas del infierno se abrirán por enésima vez y las pesadillas darán comienzo. Las pesadillas adoptaran la forma de nuestros miedo a escala colosal. ¿Estaré preparada? Claro que sí. Pues soy fuerte y poderosa. Soy suerte y ambiciosa. Las puertas sufrirán la irá de mis emociones y al fin podré obtener mi agridulce venganza. Los tambores comenzarán a sonar y no habrá nada que pueda detenerme. Ya no tengo por qué sentir miedo.Ya no tengo por qué huir y llorar a escondidas. El Apocalipsis está cerca y sé que sobreviviré a ello. 




Tan sólo tengo que confiar en mí y en mis capacidades. 
Soy fuerte y poderosa. Soy simplemente Pandora.

     No voy a permitir que tú me menosprecies e intentes destruirme con tu ego. No voy a permitir que por tu culpa pierda esta batalla contra mis inseguridades. Que se abran así las puertas infernales y que las pesadillas invadan el jardín del Edén. Estoy lista, estoy más que preparada para enfrentarme al mismísimo diablo. Sólo tengo que confiar en mí. Sólo tengo que creer en mí. Pues yo no soy menos que tú, al contrario. Soy Pandora, soy grande. Soy fuerte y poderosa. Soy astuta y ambiciosa. Sé que puedo con cualquier cosa a la que me enfrente. Tengo un sendero que recorrer antes de poder llegar al corazón del Edén. Tengo un sendero que recorrer antes de poder encontrar la verdad que este Elíseo quiere ocultarme. Y pienso recorrerlo... solitariamente. No voy a dejar que nada ni nadie me detenga. No voy a dejar que nada ni nadie se interponga en mi camino.  Sé que soy capaz de soportar las oscuras y heladas noches de lluvia. Sé que soy capaz de aguantar la tormenta. Sé que soy capaz de luchar hasta el final contra todos aquellos que anhelan mi destrucción.

     No tengo por qué temer, huir o llorar. Tengo que ser consciente de que este es MI imperio y yo soy SU emperatriz. Así que sí, estoy preparada para cualquier cosa. Dejad que las pesadillas entren en el Edén. Dejad que se acerquen a mí. Estaré preparada para la batalla. Me vestiré con mis mejores ropajes y mi máscara de guerra para darle la bienvenida. La tormenta aún está por llegar, pero yo ya estoy festejando mi victoria. Pues sé que venceré. Sé que nada ni nadie podrá detenerme. Sé que nada ni nadie podrá conmigo. Pandora es poderosa. Pandora es fuerte. Sólo tengo que permanecer en mi línea de combate y esperar pacientemente con esa sonrisa llena de veneno. Soy fuerte y poderosa. Sé que soy capaz de soportar las oscuras y heladas noches de lluvia. Sé que soy capaz de aguantar la tormenta. Sé que soy capaz de luchar hasta el final contra todos aquellos que anhelan mi destrucción. Soy fuerte, soy ambiciosa. No hay nada que no pueda conseguir si realmente me lo propongo. No tengo por qué pasar miedo estando sola. 

     Se está avecinando un gran final, un final apoteósico. Las puertas del infierno se abrirán por enésima vez y las pesadillas darán comienzo. Las pesadillas adoptaran la forma de nuestros miedo a escala colosal. Sé cómo protegerme. Sé qué es lo que tengo que hacer. No voy a permitir que tú me menosprecies e intentes destruirme con tu ego. No voy a permitir que por tu culpa pierda esta batalla contra mis inseguridades. No voy a permitir que tú seas el factor esencial de mi fracaso, aunque estoy convencida de que jamás lo haré. Ni contra ti, ni contra lo que está por venir.


Se acerca el final... ¿acaso estás tú preparado?

4 comentarios:

  1. La fuerza que transmites con este delirio es enorme. Me gusta. Me gusta ver la fuerza, el poder de Pandora. Me gusta ver que no es tan fácil derrotarla, y que a veces, somos capaces de sacar fuerzas de algún rincón escondido de nuestro ser, para hacer frente al resto que cosas que aún están por pasar.
    Es difícil, es duro, pero debemos hacerle frente a todo lo que nos llegue, e intentar que nuestra fuerza no decaiga jamás.
    Magnífico delirio, creo que necesitaba leer algo así en estos momentos.
    Un beso, hermana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra poder leer un comentario así, muchísimas gracias por haber dejado tu confesión, Shenia. Ya sabes que siempre es un placer leerte. Espero que toda esa fuerza que transmite el delirio te pueda llegar muy adentro y dártela también a ti. Jamás debemos de tirar la toalla, hay que luchar y luchar por lo que queremos y no dejarnos pisotear por nada ni nadie. Debemos mostrar esa fuerza siempre y encontrar nuestro lugar secreto, un lugar sólo para nosotros. Me alegra mucho que te haya gustado este delirio. Ojalá te vea por aquí nuevamente pronto. Un beso.

      Eliminar
  2. No conocía este blog hasta que comentaste en el mio, y me ha gustado muchísimo, me quedare por aquí, y cuando tenga un poco mas de tiempo le daré una revisada a todo lo que pueda. Me ha llamado muchísimo lo que quieres decir y dar a entender, la verdad esta genial y tu modo de escribir es interesante ;)
    Saludos y suerte, cuídate y me quedo por aquí, te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la bienvenida a mi jardín del Edén, Monze. Tus palabras me halagan. Será todo un honor tenerte por estos lares, los cuales espero que disfrutes al máximo. Ojalá todos nosotros podamos leerte pronto. Un beso muy grande y cualquier cosa que necesites ya sabes dónde encontrarme.

      Eliminar