» Recuerdos de un nuevo mundo I

"Porque más allá de lo inexplorado se encuentran las verdaderas respuestas"

    Todo se vuelve negro. Todo se vuelve oscuridad. En un profundo sueño me he envuelto de forma inconsciente. No logro abrir los ojos y no logro formular palabra alguna. He abierto mi corazón a un nuevo mundo. He aquí las pequeñas confesiones de un alma carente de memoria. He aquí las confesiones del lirio ensangrentado. Aquí me hallo, consumida por la desesperación, ante las puertas de un nuevo mundo. Un mundo al que tú jamás podrás acceder. Un mundo en el que tú jamás llegarás a encontrarme. Mucho he llegado a consentirte, ahora es tiempo de tomar cartas en el asunto. Ahora es tiempo de tomar una decisión concisa. 

     He llegado a un nuevo mundo, el mundo de los sueños. He tomado la mano de Morfeo y he vuelto a sentir esa libertad de la que creí desprenderme para siempre. Así de simple, así de fácil. Él vino a mí para hablarme de una salvación, de una auténtica salvación. Él es el ángel guardián que tanto he esperado, al que tanto he llamado en mis noches de soledad. Morfeo es la verdad. Morfeo es la luz. Y gracias a él, no podrás venir a mí. Y gracias a él, no podrás continuar imitando todos y cada uno de mis pasos. Piensas que me has derrotado, pero estás muy alejado de la realidad. 

     Todo se vuelve negro. Todo se transforma en oscuridad. He abierto mi corazón de par en par para dejar paso a Morfeo y su verdad. Le invito a tomar una taza de té mientras exploro nuevos rincones jamás soñados. He aquí las confesiones del lirio ensangrentado. He aquí los pequeños fragmentos de una nueva vida soñada, de una oportunidad en la que  tú jamás tomarías el mando.



     He visualizado en mi mente un mundo sin barreras, sin fronteras. Una nueva dimensión muy distinta al Edén. Es mi zona de confort, es mi guarida secreta. Es, simplemente, el mundo de los sueños. Despertaré nuevamente para adentrarme en ese mundo de ensueños. Encontraré la escapatoria verdadera y ganaré de una vez por todas esta batalla. Porque sé que la estoy ganando a cada ausencia que hago en el jardín del Edén. Pues siento que te duele, pues siento que te arde por dentro. Me encuentro en un lugar hermoso, es un lugar secreto. En un mundo que es sólo para mí y que no pienso compartir con nada de nadie. Morfeo es mi guía. Morfeo es mi guía. Morfeo es el ángel guardián que nunca dejé de buscar en ese desierto.

     Todo se vuelve negro. Todo se vuelve oscuridad. En un profundo sueño me he envuelto de forma inconsciente. No logro abrir los ojos y sé que ni si quiera quiero hacerlo. He aquí las pequeñas confesiones del lirio ensangrentado, un lirio que expandirá su reinado, o mejor dicho su imperio, a este nuevo mundo de ensueños y fantasías del que tú jamás podrás ser partícipe. Bienvenidos al otro mundo. Bienvenidos a mis pequeños fragmentos de una vida mejor en ausencia. Esto no es más que el principio de una nueva era. Esto no es más que el principio de un largo caminar por un nuevo sendero en el que las maldiciones no caben lugar. 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí, exactamente, un nuevo sentimiento que todavía no soy capaz de desvelar hacia donde me llevará, pero que espero que algunos seáis valientes de acompañarme en esta aventura. La ausencia es la clave para adentrarse en este mundo de ensueños. Un beso muy fuerte.

      Eliminar