» Analizando nuevos sentimientos.

     Estos son los sentimientos que se agitan sin cesar dentro de mí. Estos son los sentimientos que por primera vez emanan de mi interior. Estos son los sentimiento que nunca antes había sentido. Sentimientos que me hacen llegar al éxtasis. Sentimientos que me llenan de gracia. Se trata de sentimientos incontrolables que jamás había experimentado. No sé todavía si son buenos o malos, o qué consecuencias traerán... Pero lo que sí sé es que me siento feliz. Nunca antes había sido testigo de lo que significaba realmente la palabra felicidad. Tengo entendido que es un estado de satisfacción pura espiritual y física. La felicidad es la ausencia de lo maligno y de cualquier otro obstáculo. Así pues, creo entonces que es eso lo que me sucede. Me siento feliz.

    Aún así, recuerdo vagamente algunos fragmentos de memoria de antaño... En aquellos recuerdos soy capaz de visualizarme sonriente junto a una persona cuyo rostro no consigo rememorar. Una calidez familiar recorre mi cuerpo. Las mejillas se ruborizan y la sonrisa de mi semblante es cada vez mayor. Incluso soy capaz de admitir que mis ojos contemplaban el mundo con un brillo especial y cuasi cegador. ¿Estaría sintiendo las mismas emociones que ahora recorre cada poro de mi piel? No sé la respuesta, pero... creo que en esta ocasión es diferente. 

     Es diferente porque ahora mismo he conseguido despojarme de la preocupación. Así pues... ¿qué es la preocupación? ¿Qué es lo que me preocupa? Según tengo entendido la preocupación es también un estado mental. Se trata de estar inquieto por sentirse en contra de una persona, una opinión y de cualquier otra cosa... O eso creo. Entonces, ¿de verdad me siento preocupada? ¿Estaba preocupada por aquel entonces? No lo sé, pero, ¿qué importa ya? Nuevos sentimientos están siendo descubiertos en este mismo instante. Mis emociones me gritan fuertemente y debo de descifrar lo que intentan decirme. Jamás me había sentido así de extraña... ¿De verdad que en estos sentimientos no se halla ni una pizca de preocupación? Quién sabe.

    Aún así, pienso que no es momento de indagar en los malos pensamientos. Es hora de experimentar lo que supone estar en este singular estado de felicidad. No sé cómo explicarlo. No sé cuál es el protocolo a seguir por sentirme así... Estos son los sentimientos que se agitan sin cesar dentro de mí. Estos son los sentimientos que por primera vez emanan de mi interior. Estos son los sentimiento que nunca antes había sentido. Sentimientos que me hacen llegar al éxtasis. Sentimientos que me llenan de gracia. Suspiro. Una y otra vez. Mi cabeza está revolucionada. No sé si seré capaz de sobrellevar tanta emoción desconocida... 

     Es hora de sentarse a meditar. Es hora de cerrar los ojos y olvidarme de cualquier fragmento de memoria pasada. Me encuentro en un nuevo mundo familiar y desconocido a la vez. Me encuentro en un momento en el que debo de descubrirme a mí misma. Debo desposeerme de los miedos y ser valiente. El momento es ahora. Los sentimientos son poderosos. Algo dentro de mí está cambiando y presiento que ya falta muy poco para que ese cambio llegue a su fin. Todavía no sé qué es lo que me deparará ese cambio, pero estoy ansiosa por saberlo... Debo de aprender a controlar lo que siento con tanta devoción y analizar la situación detenidamente, pues pronto, muy pronto, seré la protagonista de un suceso extraordinario.

3 comentarios:

  1. Las letras son una flecha lanzada que hace blanco en el que menos la espera... vaya contrariedad... mas de una ocasion quisiera salir y borrar el camino de regreso tras de mi... para no sentir esa perforacion en mi ser... te felicito por tener ese arco y esa flecha, y apuntar sin piedad.
    FANTASMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir nuevamente otra confesión con todos nosotros. No podía sentirme más inspirada con tus palabras. A veces no es fácil encontrar nuestro sendero, pero una vez que lo encontramos tenemos que aprender con rapidez a echar raíces en él para no sucumbir otra vez en la oscuridad cegadora. Un abrazo, Fantasma.

      Eliminar
    2. Aqui estoy nuevamente, como espiritu, en este lugar sin deseos de permanecer mucho tiempo, pero las letras cubren la salida y no queda mas que leer, y alimentar mi ser lleno de incertidumbre, escribiendo en la penumbra, desconozco el tiempo de mi permanencia, no me gusta tener raices no es mi naturaleza... felicito tus letras, tenes un poder magico.
      EL FANTASMA

      Eliminar