» Saboreando la ansiada libertad.

Libre. Al fin. Tras tantísimo tiempo encadenada a ti, soy libre. Un sentimiento profundo de satisfacción recorre mi ser. Libre. Al fin puedo disfrutar de mi ansiada libertad. No sé durante cuánto tiempo he sufrido en silencio. No sé cuántas lágrimas he derramado por tu culpa, pero ya todo da igual pues he alcanzado mi libertad. Libre. Al igual que los gorriones del Edén, soy libre. Todavía parece que esté viviendo un sueño. ¿Realmente soy libre? ¿De verdead he conseguido romper tan pesadas cadenas que me tenían esclavizada? 

Cierro los ojos y respiro hondo. Una paz interna me absorbe por doquier. Es real. Se siente real. Al fin soy libre, verdaderamente libre. Ya no estoy a tu merced. Ya no voy a ser mancillada por tus perversiones y tu crueldad. Soy... libre. Jamás pensé que podía sentirme así de bien: tan viva, tan tranquila... Muchos son los sentimientos que recorren cada centímetro de mi ser. Y confieso que es una sensación muy gratificante. 

 Me tumbo entre las flores y dejo que mi mente se despeje. Ya no tengo por qué mirar atrás o sentir miedo. Ya estás en el olvido. Te encuentras en un lugar oscuro, atrapado, encarcelado. Y ya nunca más podrás escapar de ahí para hacerme daño. El Destino me sonríe. Al fin he sido bendecida y he obtenido mi recompensa tras tanto sacrificio. Libertad.

Pero, ¿durante cuánto tiempo podré saborear esta ansiada libertad? Temo que mi pregunta sea respondida. Temo que este momento de felicidad me sea arrebatada en apenas unos segundos. ¿Es esta mi nueva realidad? ¿Tendré que empezar realmente a vivir con esta sensación de paz de armonía? ¿Seré capaz de encontrar nuevamente mi camino? Nuevos enigmas se abren paso por mi mente, pero no quiero pensar todavía en ellos. Quiero disfrutar de lo que se me ha sido concedido. Quiero sentirme plena por una vez. 

Me siento a salvo. Me siento segura de mí misma. Me siento poderosa. Al fin puedo dar razón a todas aquellas voces de mi cabeza que solían susurrarme que la victoria era capaz de ser alcanzada una vez sobrevivido a la dura tormenta. Durante muchísimo tiempo he estado sometida a una tortura cruel y despiadada a manos del hombre, de un solo hombre. Y tras haber estado hundida en una profunda oscuridad y en una soledad completa... aquí me hallo. Sobre un inmenso valle de flores vivas y llamativas. Al fin una realidad verdadera y placentera. Esto es lo que siempre soñé y jamás pensé que alcanzaría. 

Libre. Al fin soy libre. Al fin obtengo mi recompensa tras tanto dolor y tanta agonía. Libertad. Un sentimiento profundo de satisfacción recorre mi ser. Libre. Al fin puedo disfrutar de mi ansiada libertad. Mi paz es extensa y mi preocupación es mínima. Así pues, parece un sueño demasiado agradable para ser verdad. ¿Acaso será realmente eso, un sueño? No quiero saberlo, tan sólo quiero seguir disfrutando de mi nueva realidad. Quiero seguir saboreando mi libertad. Libertad. Sólo mío y de nadie más. Al fin, tras tanto tiempo anhelándolo, puedo cerrar los ojos y descansar en paz.

4 comentarios:

  1. Me encanto, lei FRAGMENTO DE CANCION DE LUNA (JUL2014) y de hoy al final de mis dias, voy a leerte, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por compartir un poco de tu tiempo en mi Edén. Me alegra muchísimo que a partir de ahora tendremos a un nuevo intruso merodeando por este paraíso. De verdad que espero que sea de tu agrado. Siéntete libre de explorar mi reino, pues eres bienvenido. Espero poder volver a leerte pronto!

      Eliminar
  2. Pando..Pando..Pandora!! ¿estará Sisiphus en su reino? al igual que usted carga un peso, un castigo divino, subiendo cuesta arriba hasta soltarlo, es libre! un lapso y efimero momento pero, es libre! hasta que continua con su eternidad trágica, ¿cual es el sentido que se sienta libre por un momento? mi reina, espero que escriba cuando encuentre su próxima carga, no te deseo el mal, incluso yo sigo llevando esa vil cadena.
    Anonymus dice: miauw!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé que jamás experimentaría el verdadero significado de la palabra felicidad, pero creo que ahora empiezo a entender el concepto que se esconde detrás de dicho sentimiento. Así pues, una sensación de bienestar y armonía invade todo mi ser. Me siento en paz y las cadenas que me ataban a la tragedia se aflojan durante un breve instante muy intenso que hace que logre despojarme de las duras cargas que guardo en mi interior. Ojalá, querido amigo, encuentre más momento como este...

      Eliminar