» Reinando desde el completo aislamiento.

     Antaño solía pensar que la soledad era un defecto. Antaño solía pensar que la soledad era un estado negativo que me iba marchitando por dentro poco a poco con el paso del tiempo. Antaño solía pensar que la soledad no era otra cosa que un sinónimo del tedio. Pero ahora me doy cuenta de que no es así. La soledad no tiene por qué ser mala. La soledad no tiene por qué ser mi enemiga. La soledad es, ni más ni menos, que un estado de paz absoluto con uno mismo. No espero que lo comprendas. No espero que lo aceptes. Tan sólo siento la necesidad de liberar de mi mente todo aquello por lo que siento devoción. Y es precisamente la soledad lo que estoy empezando a amar con inmensa intensidad...


     Estar en soledad me permite aclarar mis ideas. Estar en soledad me permite olvidarme de los verdaderos problemas. La soledad es una necesidad. La soledad es MI necesidad. Sin yo darme cuenta, voy alejando a todo ser viviente y material de mí de maneras muy sutiles. Sin yo darme cuenta, me voy encerrando en mí misma. ¿La razón? Porque así me siento segura. Porque así me siento protegida. 

La soledad es la mejor guarida que tengo. Es la única que me proporciona bienestar. 

    Soledad. No me quedó otra que aprender a convivir en soledad conmigo misma. No me quedó otra opción que aprender a combatir con mis propios demonios interiores por mí misma. Y es que, aunque tú lo encuentres como una característica afligida, no eres capaz de imaginar la inmensa salvación y felicidad que me supone tener estos estrechos lazos con dicha soledad. En el jardín del Edén, la soledad jamás supuso una melancolía o un pesar por la ausencia, muerte o pérdida de alguien o algo. Ni si quiera supone un lugar deshabitada o desierta. Es, simplemente, la carencia voluntaria de compañía. 

     ¿Para qué iba a tener que convivir junto a alguien? ¿Por qué iba a tener la necesidad de depender de otra persona? Es precisamente eso lo que más me hastía de todo: tener que preocuparme por personas tan envenenadas como tú. Quiero sentirme libre de toda atadura. Quiero despojarme de unas cadenas que me aten a un ser hipócrita y cruel como tú. ¿Por qué iba a desear compartir mis más íntimos secretos si en cualquier momento puedes traicionarme y usarlos en mi contra? Contéstame, ¿para qué quiero yo más problemas?

     No. Eso se acabó. Ahora soy libre. No quiero dejarme manipular por falsas palabras en la que afirmas que la soledad no trae nada bueno. La soledad es protección. La soledad es armonía y tranquilidad. La soledad es la salvación que siempre estuve buscando. Así pues, me despojo de todo mal, de todo intruso que quiere perturbar mi mente y destruir mi cuerpo. Me despojo de la verdadera calamidad voluntariamente para adentrarme de lleno en mi satisfactoria soledad. De este modo, vuelvo a repetirte que no espero que lo comprendas, ni espero que lo aceptes. 

     Las cosas han cambiado, puede que demasiado. Pero al menos me complace darme cuenta de que ha sido para mejor. He tomado la decisión acertada. La soledad es el camino correcto. La soledad es mi bendición. Ojalá hubiera alguna manera de volver atrás y hacer desaparecer todas esas creencias de antaño para poder tomar las riendas de mi existencia con mayor brevedad... En resumidas cuentas, aquí comienza mi nuevo reinado. Un reinado de dicha en soledad, en el cual jamás podrás adentrarte en él. Nunca más. Mi soledad jamás será mancillada por tu veneno, intruso. 

10 comentarios:

  1. Tu texto me da tranquilidad y deseos de luchar, soy nuevamente una ilusion que desespera y un espiritu que vuela. Siempre dejo preguntas disfrazadas de reproche, esperando una dulce melodia, apareciendo para embriagarme del perfume de tus letras.
    EL FANTASMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sienta bien poder leer palabras como las tuyas, querido Fantasma. Saber que por una vez alguien siente tranquilidad y deseos de luchar gracias a un delirio tan motivador e inspirador como este me llena de dicha. Es más, debo de confesar que las preguntas disfrazas, como tú bien dices, de otras intenciones son las más interesantes de responder. Veremos muy pronto lo que este Elíseo nos tiene reservados. Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Hay que ser libre, y ser uno mismo!!! me ha encantado!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida de nuevo, Kristalle. Me alegra mucho saber que te ha gustado este delirio. Espero poder seguir leyendo tus opiniones en un futuro próximo. Sigue disfrutando de los enigmas del jardín del Edén, amiga. ¡Un beso muy fuerte!

      Eliminar
  3. Pues yo lo veo muy distinto realmente distinto. por que la libertad te la pueden quitar.. pero entonces quizás es por que realmente no estas donde debes estar... obviamente la soledad es un escudo protector ante todo y te otorga todo lo que necesitas al momento.. pero una compañía que realmente te de tu libertad existe y es lo mejor de este mundo y a la vez lo mas difícil de encontrar. (humilde opinión de un guerrero casado y con tres hijos.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido al jardín del Edén, Ithat Astar. Siempre es una alegría ver nuevas víctimas de este paraíso y ver que no soy la única con opiniones propias. Así pues, tu comentario es respetado y perfectamente válido, por lo que espero que te animes a dejarnos más confesiones en el futuro. También espero que te haya gustado este delirio y que puedas disfrutar con plenitud de todo aquello que mi mundo ofrece. Es por ello que mantengo la esperanza de que no te pierdas por estos lares. ¡Un fuerte abrazo a ti y a toda tu familia!

      Eliminar
  4. Acabo de encontrar tu blog por google y me gusta mucho
    Es muy profesional
    Deberias de escribir un libro Pandora
    Con impaciencia espero tu siguiente delirio
    Besos desde Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la bienvenida al jardín del Edén. Espero que este no sea la única vez que vayas a dejar tu huella por estos lares. Muchas gracias por tu comentario tan positivo y sugerente. El próximo domingo podrás disfrutar de un nuevo delirio, hasta entonces te recomiendo que sigas explorando este enigmático paraíso. Un beso grande para Chile.

      Eliminar
  5. me fascino su titulo mi señorita Pandora, te aíslas a pesar de estar rodeada de varios seres, que increíble poder el suyo, en este reino ¿que ser seria?
    como reina de este edén tendrá que preocuparse por mi, porque ya estoy habitando en su jardín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este prohibido Edén nació de una soledad absoluta. Se trataba de un mundo oculto del que me apoderé por completo. Sin embargo, poco a poco nuevos intrusos se han ido adentrando en este reino. Poco a poco se han ido ganando un hueco en este Elíseo, y con ello, en mi corazón. Es ahora cuando entiendo que sois vosotros y únicamente vosotros quienes dais luz y voz a estos lares, y por consiguiente, vida a mis delirios. Formáis parte de una voz oculta que me guía y me da fuerzas. Todas esas pequeñas voces son, ni más ni menos, la esencia que con el tiempo se materializará en nuevas metáforas que aún están por florar.

      Eliminar