» Una pequeña nana para el hijo del viento.



No temas, pequeño, no temas.
Pues aquí nada tiene que preocuparte.
Sonríe, pequeño, sonríe.
Pues aquí nada puede dañarte.

Bienvenido al enigmático Edén.
Bienvenido al lugar donde se esconden todos los secretos.
Bienvenido al Elíseo que te protegerá de todo mal.

No te escondas, pequeño, no te escondas.
Vuelva alto, pequeño, vuelva alto.
Pues jamás derramarás una lágrima de sangre.
Nunca olvides que eres hijo del viento.

Canta con alegría, pequeño.
Siente el orgullo del viento.
Aspira siempre a lo más alto.
Alcanza toda proeza con completo éxito. 

El jardín del Edén será tu protector.
Es por ello por lo que aquí me encuentro.
El jardín del Edén será tu guardián.
Es por ello por lo que imploro tu escucha.

Oh, pequeño, este es tu lugar.
Oh, pequeño, este es tu destino.

Eres fuerte, pequeño, eres grande.
Eres la voz que mantiene viva mi esencia.
Eres veloz, pequeño, eres veloz.

Nunca olvides que eres hijo del viento.
Nunca olvides que eres el más poderoso.
El Edén te guiará por doquier.
Este Elíseo te salvará.

No te escondas, pequeño, no te escondas.
No ocultes jamás tu gran luz.
Recuerda que tu propósito aquí es bien grande.
El Edén será aquello por lo que tendrás que luchar.

Oh, pequeño, sálvanos ya...

4 comentarios:

  1. oh mi reina, no me pienso esconder, así es, pienso ser fuerte y poderoso, pienso en crecer, pero no para ser protegido, si recuerda ud es para ser esa presa, escapar y transformarme como la mariposa, sufrir esa metamorfosis para volar libremente alado de su arco-iris, escapar de esas ataduras tontas que me imponen para, aunque, mínimo, resplandecer un poco en este, su jardín, su Edén!! gracias por sus deseos, aunque no fueron para mi, ¿esta bien agradecer a la persona que espera mi final?, espero ser ese viento, fuerte y capaz, espero pueda agrandar su llama mi reina carmesí, mas no apagarlo, espero, solo espero, que estas palabras y mis deseos el viento me otorgue el favor de hacerle llegar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Profundas son tus palabras, las cuales a su vez encuentro muy halagador y me satisfacen. Ojalá pueda el viento arroparte y convertirte en un individuo libre con nuevas ansias de saber. Que una fortaleza se haga más grande a tu lado y que este prohibido paraíso te regale un pedacito de su tierra. Mil gracias por compartir siempre tus pensamientos con todos nosotros, amigo.

      Eliminar
  2. Digo que no me encontraba y recién me encontré, no me refiero a la vida que se tiene por delante, eso es lógico, sino, al uso que le das a las palabras, me resulto interesante recordar el gran tesoro que es la seguridad y la reconfortante libertad. Es curioso como todo puede llegar a cambiar en un instante y desafiar al mismo destino. ¡Pandora que emotiva delicadeza llevan tus palabras! Porciones de ternura y pasión para un precioso despertar.
    El Fantasma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguridad y libertad son dos conceptos abstractos, pero a la vez muy poderosos. Aquel que llegue a entenderlos y dominarlos no se percatan del gran poder que conllevan. A pesar de todo, me alegra muchísimo saber que cada palabra de estos curiosos delirios te provoquen un sentimiento contradictorio y dichoso al mismo tiempo. Así pues, espero que continúes disfrutando los pequeños secretos que susurra este jardín paradisíaco.

      Eliminar