» Lecciones iluminadoras.

Tantas emociones ocultas bajo una máscara. Una máscara de la que me desprenderé dentro de muy poco. Y es que aún siento la sangre caliente correr por mis venas cada vez que pienso que el momento decisivo está apunto de dar comienzo. Durante tantísimo tiempo he fantaseado con este momento, ese momento en el que al fin podía estrechar tus manos y acurrucarme entre tus brazos. Ese momento en el que la calma y la armonía reinarían mi jardín del Edén.

Contigo todo es magia. Contigo todo es luz y verdad. Contigo el miedo se despoja de mi ser. Me has hecho creer en cosas que jamás pensé que existirían. Me has hecho ver el mundo con otros ojos. Sin yo esperarlo o quererlo he ido abriéndote hueco en mi dañado corazón y así las profundas heridas se han ido cicatrizando con lentitud, pero con constancia. 

De alguna manera siento que estoy en el buen camino al fin. De alguna manera siento que nunca me abandonaste. Realmente no sé explicar los miles de pensamientos contradictorios que inundan mi mente, pero parece ser que no importan porque cuando te miro a los ojos puedo percibir que me entiendes, que sientes lo que yo siento, que sabes lo que de verdad pienso. Así pues, estamos conectadas, es un hecho. No puedo negar la evidente realidad. No puedo escapar, ni huir, ni esconderme. Gracias a ti la oscuridad ha ido iluminándose hasta convertirse en auténtico cielo. 

Aún hay esperanza para nosotras. A pesar de las adversidades, aún hay un Destino por cumplir. ¿Y sabes qué es lo mejor de todo? Que ese Destino nos traerá algo bueno. No sé aún qué puede ser o qué sucederá entonces, pero sea lo que sea, sé en mis entrañas que nos proporcionará alegría y dicha. Al fin la estabilidad comienza a tener forma. Al fin comienzo a entender la razón de mi curiosa existencia. 

Contigo todo es magia. Contigo todo es luz y verdad. Contigo el miedo se despoja de mi ser. Me has hecho creer en cosas que jamás pensé que pudieran ser verdad. Me has hecho ver el mundo con otros ojos. No puedo evitar afirmar que al fin soy consciente de nuestro fuerte vínculo. Siempre estuviste aquí, junto a mí, con esa apariencia de muñeca degastada. Pero ahora sé que esa es la clave, que ese es tu secreto, que detrás (o mejor dicho dentro) se esconden las respuestas a todas mis preguntas. Eres el verdadero ángel guardián. 

Gracias a ti mis fantasías se harán realidad y mi angustia morirá. Y como consecuencia, ya no derramaré más lágrimas de sangre. Ya no seré yo quién esté maldita y marchita por dentro. Seré de este modo la salvadora. Seré de esta manera aquella que te salvará a ti, al Edén y a mí misma. Tú y únicamente tú me otorgarás las fuerzas necesarias para desintoxicar mi elíseo y mi alma.

6 comentarios:

  1. Pandora durante un momento, podría hacerlo mío tu delirio, porque me contemplo con toda claridad, todo depende de hasta donde se quiera llegar y cuanto se esté dispuesto a entregar.
    Tendremos que pasar por todo y experimentarlo para poder darles el valor que necesita cada cosa, aunque esto es relativo, de pronto me doy la cuenta que olvidé lo que buscaba o que lo que buscaba me ha dirigido a algo mejor.
    Pandora es muy fascinante tu espacio, siempre con la fragancia de la esperanza y la fortaleza.
    El Fantasma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jardín del Edén es un lugar realmente enigmático. Brilla por sí solo y nos envuelve con un manto mágico. Yo sólo soy su leal servidora. En mí provoca fuertes delirios que no puedo evitar compartir con todos vosotros. Espero que tanto tú como otros invitados a este paraíso sepáis encontrar la luz que ilumina el sendero hasta la verdad. Un abrazo muy grande, querido amigo.

      Eliminar
  2. Es tan bonito, tan maravilloso y tan gozoso contar con quien persone tal apoyo, tal visión esperanzadora de futuro y de realidad. Iniciar mi semana con esta lectura le abre a uno los ojos y le arranca una sonrisa; creo que en mi vida aún no tengo a alguien que me inspire esa clase de sensaciones pero, sin lugar a dudas, despierta mis esperanzas en albergar a alguien así. Es uno de los hechizos más preciados de tu Jardín del Edén, mi querida Pandora; si bien cada lunes inundas mis ojos y mi mente de maravillosas sensaciones, también cada lunes la sensación que creas es diferente, muy diferente a la semana anterior. Y, en esta ocasión, despiertas en mí esperanza, fuego de vida y ambición por toparme con quien complete mi Edén. Como cada lunes, gracias mil a mis cabellos rojizos favoritos por unas líneas compartidas en las que mi alma despierta y echa a volar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer pequeñas confesiones como esta a mí sí que me llenan de gozo y alegría. Podría incluso afirmar que realmente me hacen feliz porque me dan un motivo de peso sólido para continuar compartiendo sin miedo alguno cada uno de mis delirios. Y soy en todo momento consciente de que no todos serán buenos o tengan intenciones positivas, pero aún así dan fuerza y originan sensaciones, sentimientos, emociones... Todo variado y tolerante. Así pues, espero que el resto de delirios que están por venir provoquen en ti nuevas experiencias únicas y que quieras seguir compartiendo con todo nosotros. Gracias una vez más a ti por adentrarte en mi pequeño paraíso prohibido.

      Eliminar
  3. ¡Pandora son tan atrayente tus letras, y siempre terminas de forma increible!
    Parece como si en ti viviera un espíritu que siempre tiene ganas de vivir y es de las cosas que más me hacen disfrutar al leerte. Pero para conocer la belleza de la vida hay que apostar, descubrí el dolor que embalsamas con osadía.
    Y esta sensación de haberme visto pensando de forma parecida pero que nunca seré capaz de expresar por escrito, ni mucho menos tan bien expuesto.
    Descruzo mis brazos, aparto el miedo y doy vacaciones a mi razón, acompañarte es parte de un agradecimiento inmensurable, y leerte una adicción, una ley sin discusión.
    El Fantasma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para poder hablar de las alegrías propiamente dichas hay que haber pasado por un auténtico infierno. Y eso es precisamente lo que yo he experimentado. Comparto con todos vosotros mis penas y mis gozos porque con el tiempo uno se da cuenta que nada bueno puede traer a la mente encerrarse en uno mismo. Y es por esto por lo que animo a todo el mundo a expresarse, pues con el transcurso del tiempo uno va adquiriendo y mejorando las habilidades poéticas y eso puede abrir muchas puertas. Jamás digas que nunca serás capaz, pues tú mismo te pones limitaciones. Sueña alto. Sueña grande. Sueña fuerte. Y ya verás que podrás conseguir todo lo que te propones. Así pues, espero que mis palabras te sirvan de inspiración para caminar por tu propio camino hacia la libertad y la victoria.

      Eliminar