» Enfermiza adicción revelada.

Cántame. Vuelve a cantarme como solías hacer antaño. Cántame con dulzura. Cántame suavemente. Cántame bajo la luz de la luna o cántame cuando comience a amanecer. Pero hazlo. Quiero que tu penetrante voz me cale los huesos. Quiero sentir tu canto resonar dentro de mí. Necesito volver a escuchar esa voz que una vez creí que sería mi salvación. Y es que, lo más triste de todo, es que te has convertido en una droga para mí. Sin yo quererlo. Sin yo esperarlo. Te convertiste en una falsa medicina que poco a poco me envenenaría y marchitaría para siempre. Pero no importa. ¿Y sabes por qué? Porque me he convertido en una completa drogadicta. Me he convertido en una adicta de tu voz. Así pues, cántame. Vuelve a cantarme como solías hacer antaño. Vuelve a hechizar mi corazón con dulces palabras de amor y hipócrita fidelidad. 

Cántame. Cántame suavemente al oído, con dulzura, con pasión, con esa falsa inocencia que te caracterizaba. Vuelve a envenenarme con tus palabras. Haz que la ilusión que una vez murió gracias a tus engaños vuelva a encenderse. Cántame. Ansío con tanta fuerza que me cantes que no quepo en mi emoción. Aún recuerdo cuáles fueron los versos exactos que utilizarte para aquella sonata. No soy capaz de olvidar ni una sola nota. Cántame, por favor, te lo suplico. Necesito oír todas y cada una de esas canciones, aunque eso signifique volver a tocar fondo, volver a la desgracia, volver a caer ante ti. Cántame, intruso. Cántame con ganas.

Cántame de un modo nuevo que haga que me estremezca. Cántame. Cántame hasta el fin de los días.

No soy capaz de eliminar de mis recuerdos tus cantos. No soy capaz de despojar de mi ser esos pensamiento que hacen que te desee con más y más fuerza. Es incluso preocupante, tal vez enfermizo. Mi obsesión por ti ha aumentado desde entonces, y lo sabes. Sé que lo sabes. Ser adicta a tu voz me traerá la desgracia por segunda vez. ¿Pero sabes qué? No me importa. ¿El por qué? Porque hace que me sienta viva por dentro. Sí, así es, viva, palabra que había perdido su significado para mí hace mucho tiempo. ¡La tenía olvidada! Sin embargo, gracias a ti, he recuperado el sentido de mi existencia. Así pues, cántame. Cántame con fervor y cántame solamente a mí.

Cántame. Vuelve a cantarme como solías hacer antaño. Cántame con dulzura. Cántame suavemente. Cántame bajo la luz de la luna o cántame cuando comience a amanecer. Pero hazlo. Quiero que tu penetrante voz me cale los huesos. Quiero sentir tu canto resonar dentro de mí. Cántame. Cántame y yo bailaré para ti. Bailaré como a ti te gusta que lo haga. Bailaré solo para ti, exclusivamente para ti. Pero cántame. ¿Acaso no lo entiendes? Necesito que me cantes, para que mi adicción se calme. No. Exijo que me cantes. ¿Por qué? Porque soy Pandora y soy la reina del jardín del Edén. Te recuerdo, intruso, que estás dentro de mi reino y tienes que obedecerme. Cántame. Te ordeno que me cantes. Necesito que me cantes. No hagas que suplique lo que por derecho es mío...

Cántame. Cántame suavemente al oído, con dulzura, con pasión... Vuelve a envenenarme con tus palabras. Necesito de tu veneno. Aunque caiga en lo más profundo de la oscuridad, necesito esa medicina mortal que me corromperá y destruirá. Ya nada me importa. Tan sólo quiero tu voz. Quiero caer rendida y hechizada por las maravillas que hace tu voz. Cántame. Cántame y juro servirte fielmente durante toda mi eternidad. Cántame. Hazlo. Haz que el vello de mi piel se erice y que mis oídos lleguen al éxtasis. Cántame para que así pueda ser feliz y sentirme realmente viva. Cántame. No me importa pasar el resto de mi existencia aquí, pidiendo o exigiendo de tu voz. Ya no me importa. Ya no me importa ser yo la que se convierto en marioneta. Pero, por favor... cántame.

10 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Que hermoso me encanta pasar y leer lo que tienes todos los domingos y esto me encanta!!!!!
    Me encanta tu forma es escribir y este es uno de mis favoritos me encanta.♥
    Gracias por dedicarte a escribir arte porque es lo que es besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por volver a compartir con todos nosotros tus pensamientos. Te agradezco de todo corazón el apoyo y tus buenas palabras, pues con ello se genera en mí una poderosa fuerza que me anima a seguir desvelando delirios todas las semanas. Espero poder volver a leer pronto una nueva confesión de tu parte. Sigue disfrutando de este paraíso, ya que aún hay muchos secretos por descubrir.

      Eliminar
  2. Una vez más genial tu escrito, ya sabes que me encanta leerte, y que me gusta mucho como escribes
    Así que... ¡Sigue así!
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejar tu huella en este delirio. Me alegra mucho verte con más frecuencia por estos lares. Explora sin miedo el resto de rincones del jardín del Edén. Estoy convencida de que encontrarás algo que te llame realmente la atención. Un fuerte abrazo y hasta la próxima.

      Eliminar
  3. Me ha encantado este escrito, me ha transmitido muchísimo. El hecho de repetir tantas veces la palabra "cántame" ayuda mucho a respaldar esta obsesión del personaje, me ha parecido un gran recurso. Me ha gustado mucho, se me ha puesto la piel de gallina, me atraen muchísimos los personajes obsesionados incluso hasta el punto de saber que ese algo puede llegar a destruirle, como una pasión descontrolada.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho volver a verte por estos lares. Espero que estés disfrutando de tu estancia en este paraíso prohibido. Me complace saber que te gusta este recurso pues es muy característico del lirio ensangrentado y casi podría decirse también que es marca de la casa. Te invito a que sigas investigando por el Edén otros delirios, pues puede que encuentres otros rincones que también te agraden igual o más... Un fuerte abrazo y nos seguiremos leyendo.

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Precioso el escrito, me ha encantado, me pasaré seguido cada que pueda por más eso seguro.
    Disculpa por responderte tan tarde, pero gracias por pasarte por el blog, ya te estoy siguiendo de vuelta ;')
    Besos!
    María | Krazy Book

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al jardín del Edén, donde todo es posible. Mil gracias, María, por dejar tu huella. Que sepas que estás invitada a tomar una taza de té conmigo siempre que quieras. Ojalá te gusten el resto de delirios que están por venir. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Pandora soy fantasma con el alma de viejo y el rostro joven, con talento para ver más allá de las palabras, con la fuerza para pelear por las cosas que creo, defiendo con vehemencia lo que considero una verdad. Arrastrando mis cadenas me pierdo en la noche, en los pensamientos que corren a prisa por mi mente. Pero me gusta la gente tangible, aquella que se expresa con firmeza, que lucha por lo que quiere, que blande su espada en las batallas, aún en las perdidas, admiro la consistencia, solidez, de quien, por dar un solo beso, es capaz de sacrificar el día. Escribo porque haciéndolo, ordeno mis pensamientos, me doy de bruces con mi conciencia, me tropiezo con mi realidad, converso con mis demonios, me reconcilio con mis miedos y disfruto mi soledad. Estoy intentando callar mi mente, y saborear la vida que tengo en las manos en forma de taza con café caliente. Pandora eres excitante y cautivadora en cada una de tus letras. Y ahora, termino despidiéndome deslumbrado porque cada comentario tuyo guarda un diamante.
    El Fantasma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Fantasma, para mí es todo un honor poder leer, como ya te he confesado en más de una ocasión. Me estremece tu forma de expresarte y me complace colosalmente poder disfrutar así de tu presencia por mi querido jardín del Edén. Me siento halagada, debo de mencionar también. Ya sabes lo mucho que aprecio tus palabras y que otros curiosos también tengan el honor de leerte. Invitas a la reflexión de un modo cautivador, y siempre te estaré eternamente agradecida por eso. Disfruto mucho con todos y cada uno de tus comentarios, con tus pensamientos y tus secretos susurrados al viento. Y es por eso que espero que esta comunicación perdure en el tiempo y que lleguemos a formar una bonita amistad intercambiando delirios y meditaciones. No podía sentirme más identificada con cada frase que escribes, con cada idea que plasmas con tus palabras tan personales. Querido, Fantasma, me siento anonadada, sin palabras. Y precisamente, cuando creía que estaba vacía y que mis pensamientos volaban con la ayuda de la gélida brisa... llegas tú, me escuchas y que me robas el corazón. La felicidad que siento al haber encontrado a un semejante es indescriptible.

      Eliminar