» Lacrimosa II

     Cierro los ojos y los aprieto con ansia. Entonces, y sólo entonces, miles de recuerdos sangrientos devastan mi mente. El dolor es apoteósico, me azota con fuerza, con demasiado fuerza y hace que mi corazón se encoja. No soy capaz de olvidar todos y cada uno de esos malditos recuerdos. ¡Ojalá pudiera arrancar de mi interior todo aquello que me hace daño! ¡Ojalá pudiera ser capaz de olvidar cada lágrima derramada! Pero no puedo, simplemente estoy condenada a recordar cada segundo de lo ocurrido. Estoy condenada a revivir un destino maldito. Desearía con toda mi alma poder despertar de esta pesadilla...

     No era la primera vez que destruían mi corazón. No era la primera vez que este dolor punzante en el pecho me saludaba bien entrada la noche. Estoy condenada a sumergirme en este bucle de pensamientos tan negativos hasta consumirme en lo más profundo de la oscuridad. Y no puedo hacer nada para remediarlo. No tengo el valor suficiente para cambiar esta situación tan desagradable. La traición es grande. Duele. Sangra. Penetra hasta lo más hondo. ¿De qué forma puede un corazón hecho pedazos recuperarse de una apuñalada tan fría y cruel? Mis manos están manchados de sangre y mi voluntad está corrompida y marchita.

     La belleza de este Edén es lo único que me mantiene viva. Es lo único que me da esperanza. A pesar de ser consciente de mi eminente final, mantengo una leve esperanza que arde como una pequeña llama dentro de mí. El sonido de los gorriones me relaja. El fluir de sus ríos me consuela. La brisa de los vientos proporciona armonía en mi interior. 

     El extraño vacío que se genera entre sus bosques me hace pensar que no estoy totalmente sola y que este paraíso escondido puede llegar a ser mi hogar, mi prisión y mi tumba. La ligera niebla que se levanta me hace olvidar la razón por la que estoy aquí. Sin embargo, no puedo ignorar esos pensamientos tan destructivos. No puedo, simplemente, dejar de observar mis heridas cicatrizadas, pues son demasiado profundas. ¡Oh, desearía con toda mi alma poder despertar de esta pesadilla! Ojalá pudiera retroceder en el tiempo y advertirle a la Pandora de entonces de no confiar en nadie, de no abrir la dichosa caja y de correr en otra dirección que no fuera la que me llevó al desastre...

     Sí, es duro. Es duro existir en este lugar. Es duro ser el lirio ensangrentado. Es duro ser lo que soy ya que fue precisamente mi condición lo que me ha llevado hasta aquí. No sé, no sé qué pensar. Mi cabeza da vueltas y me siento perturbada. Estoy harta de ser la víctima. Estoy harta de ser la marioneta. Quiero despertar de la pesadilla. Quiero liberarme de las cadenas que me atan a esta locura. Quiero, simplemente, ser la verdadera dueña de mis pensamientos y emociones para así ser capaz de despojarme del dolor tan aniquilador que siento recorriendo todo mi cuerpo. Ojalá pudiera hacer desaparecer la sangre de mis manos cada vez que me las lavo. Ojalá pudiera ser salvada por un ángel guardián. 

      Cierro los ojos y los aprieto con ansia. Entonces, y sólo entonces, miles de recuerdos sangrientos devastan mi mente. El dolor es apoteósico, me azota con fuerza, con demasiado fuerza y hace que mi corazón se encoja. No soy capaz de olvidar todos y cada uno de esos malditos recuerdos. Del mismo modo que no soy capaz de olvidar todos y cada uno de los rostros de mis asesinos. Cada mirada. Cada sonrisa lujuriosa. Cada dedo acusador señalándome. Cada palabra de desprecio. ¿Cómo perdonar semejantes actos tan despiadados? ¿Cómo recuperarme de una muerte tan sufrida y marcada como la mía? ¡Ojalá pudiera arrancar de mi interior todo aquello que me hace daño! ¡Ojalá pudiera ser capaz de olvidar cada lágrima derramada! Pero no puedo, simplemente estoy condenada a recordar cada segundo de lo ocurrido. Estoy condenada a revivir un destino maldito... Oh, Edén, querido amigo, ayúdame. Necesito una medicina  que me ayude a sobrellevar este castigo, esta maldición... Simplemente deseo ser más fuerte.

18 comentarios:

  1. Me ha encantado! Escribes muy bien! Un beso💚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejar tu huella y revelarnos tus pensamientos, pues son siempre bienvenidos. ¡Te invito a que sigas explorando el jardín del Edén! Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Pandora no quiero ser más una sombra, no quiero minutos sueltos, no quiero más silencios. Celebremos esta dulce incertidumbre de buscar, y aunque en las batallas nos rindamos al tiempo, jamás podremos dejar de rendirnos al sentimiento; las horas pasan, los días, la vida, y yo siempre me quedo paralizado en el andén, justo antes de subir a mi tren, me vuelvo a quedar en territorio hostil. Pero no me daré permiso para desbordar mi tristeza, ni alimentar mi rabia culpando a los demás. Pandora mi luminosa guía en el ascenso, siempre es un placer leerte.
    El Fantasma
    P.D. Cualquier letra tuya es indiscutible para mí, me asfixia la impaciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque buscar es siempre la aventura más grande y emocionante de todas. Así pues, espero querido amigo, que seas capaz de encontrar el auténtico sentido de la búsqueda. Jamás debemos de permitir que el tiempo y los obstáculos nos hagan caer en lo más profundo de la oquedad, pues es de vital importancia que nos encontremos a nosotros mismos. Dejemos que nuestras emociones nos guíen por los oscuros senderos de la incertidumbre y que podamos ir más allá de lo que ve el simple ojo humano...

      Eliminar
  3. hola pandora ¿te acuerdas de mi ? he estado un poco enferma y he estado acostada en mi cama, y no he podido ponerme al día, gracias, por escribir y ya me pude parar, para poder pasar a ver y dejar mi mensaje, me encanta como escribes y la forma de que se siente la culpa, el arrepentimiento y todos esos sentimientos destapados por la maldita caja, pero sin la casa no hay pandora y sin pandora, no hay eden, y sin eden, no existo, ya que es como una droga que te incita a volver cada domingo(pase es el martes disculpa) besos y gracias mua♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No tenía ni idea, Graicelys! Espero que ahora estés mejor. Todos mis buenos deseos y pensamientos irán para ti entonces, para que te mejores y te sientas con fuerzas de continuar explorando este paraíso prohibido. Ya sabes que disfruto mucho de tu presencia y que significa mucho para mí que compartas con todos nosotros tus pensamientos y confesiones. Mil gracias por tus palabras tan bonitas y sentidas. Recuerda que las puertas del jardín del Edén están siempre abiertas para ti, querida amiga.

      Eliminar
  4. Hola!
    Me encanta como escribes, transmites muchísimo sentimiento.
    Soy nueva en tu blog.
    Un besazo
    Blog lectura tras lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al jardín del Edén, Sheila. Siempre es una alegría ver nuevas caras por estos lares. Espero que este paraíso sea de tu agrado y que te animes a compartir con nosotros tus emociones y pensamientos. Estás invitada a tomar una taza de té conmigo siempre que quieras. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Solamente puedo decirte que me ha encantado!!!

    Un besito guapa!!! Nos seguimos leyendo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejar caer tus pensamientos por aquí. Significa mucho para mí que esta pequeña comunidad vaya creciendo poco a poco. Te invito a que sigas explorando este paraíso prohibido y que te animes a seguir compartiendo confesiones con todos nosotros.

      Eliminar
  6. Es un gran relato madre mía, me has puesto los pelos como escarpias.
    Gracias por pasarte por mi riconcito, me quedo por el tuyo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Lizzie. Me alegra mucho verte por aquí y me alegra aún más saber que te ha gustado este delirio. Ojalá te gusten también el resto de material que tengo que ofrecer al mundo y que podamos seguir conociéndonos entre pequeños intercambios de confesiones. Un fuerte abrazo, querida y nos seguiremos leyendo.

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog, es precioso :)
    Genial el relato, tienes talento.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la bienvenida a mi reino oculto, Sandry. Por favor, ponte cómoda y tómate una taza de té conmigo. No seas tímida y explora sin miedo cada rincón de este elíseo. Te invito a compartir con todos nosotros tus pensamientos. Ojalá vuelva a verte por aquí muy pronto.

      Eliminar
  8. Hola preciosa!!! Adoro tu blog ,escribes muy bien y ya te sigo ,tengo muchas ganas de leerte , besitossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo verte por estos lares. Me anima bastante a seguir adelante y deseo de todo corazón que sigas explorando cada rincón del jardín del Edén y que cada rinconcito te maraville de igual o mayor manera. Ponte cómoda y no seas tímida, estaré encantada de leer tus pensamientos y poder conocerte a través de pequeñas confesiones. Tómate una taza de té conmigo y recuerda que las puertas del jardín del Edén siempre estarán abiertas para ti. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Hola!!! Participo en la iniciativa Seamos Seguidores y ya me tienes como seguidora. Te invito a mi blog: elaventurerodepapel.blogspot.com.es Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Ana! Me alegra mucho ver nuevas caras pertenecientes a la fantástica iniciativa de Seamos Seguidores. Espero que te guste el contenido que ofrezco y que podamos seguir creciendo. Enseguida me pasaré a dejarte feedback. ¡Hasta la próxima!

      Eliminar